¿Existen las denuncias falsas?

¿Existen las denuncias falsas?

  • Una de las cosas que más nos sorprendió el año pasado y comienzos de este 2020 fue el incremento de investigaciones relacionadas con las denuncias presuntamente falsas en materia de violencia de género y violencia de índole sexual.

 

  • A nuestro despacho de detectives privados de Mallorca, Detectib, llegaron bastantes clientes, todos hombres, que aseguraban ser víctimas de denuncias falsas interpuestas por sus parejas y en algunos casos por mujeres que habían tenido una relación sexual esporádica y que por diversos motivos, habían denunciado posteriormente por falta de consentimiento en dichas relaciones o por violación en los casos más graves

 

  • Los clientes pretendían que lográsemos demostrar la falsedad de dichas imputaciones. Difícil papeleta porque estos delitos se dan, en su mayoría ,en entornos íntimos, con ausencia de testigos y en algunos casos con denuncias teledirigidas por gente conocedora del entorno policial y jurídico que han tenido en cuenta todos los pormenores en la redacción de la citada denuncia para que ésta haga daño de verdad y se pueda conseguir una condena penal.

 

  • Pero ¿cuál es el objetivo espurio de la denunciante? Sin duda, tras horas y horas de investigación podemos confirmar, sin temor a equivocarnos, que en el caso de violencia de género hay un interés claro en conseguir todas las reivindicaciones que la mujer desea en casos de separación y divorcio. Si a ello se une la falta de ética de abogados y abogadas que lo que desean es conseguir sus pretensiones a costa de instrumentalizar el sistema, cobrar sus honorarios y que la clienta se quede contenta para que le mande nuevos clientes, ya tenemos razones suficientes para que se den tantos casos de denuncias falsas.

 

  • ¿Y en el terreno sexual? ¿Cuáles son los motivos? Encontramos en nuestras investigaciones un amplio elenco de ellos. Desde conseguir dinero fácil puesto que el denunciado está dispuesto a pagar para librarse del proceso penal, hasta las venganzas personales hacia antiguos novios o venganzas por infidelidades constatadas. Algún caso llegamos a investigar también en el que la mujer se movió por causas de animadversión a  los hombres en un proceso en el que quedó acreditado que se había erigido en una especie de justiciera al más puro estilo “Harry el Sucio”

 

  • Y si constatamos las falsedades, ¿por qué los denunciados no denuncian a su vez las denuncias falsas? Pues por la triste razón de que, como pasaba hasta los años 80 en nuestro país con las denuncias de violencia de género, nadie les hace caso. Es muy difícil que un juez incoe diligencias por denuncia falsa si no está muy bien argumentada y además el denunciado por violencia de género o por delito sexual no quiere volver a enfrentarse a un proceso judicial para volver a rememorar y sufrir los malos ratos pasados y que encima le deje con los bolsillos más vacíos si se ha de personar en la causa con abogado. Bastante le ha costado defenderse de una denuncia de este tipo entre honorarios de abogados, procuradores, peritos, etc.

 

  • Con todos esos datos, los detectives privados seguiremos teniendo trabajo en este campo a tenor de unas leyes, a mi juicio, que empoderan a las mujeres sin tener en cuenta que las hay buenas y malas y que estas leyes ayudan mucho a las mujeres que lo necesitan pero le dan un poder exagerado a quienes instrumentalizan el sistema judicial para, de forma torticera, conseguir sus objetivos.

Lo que nos cuesta el fraude en España

Lo que nos cuesta el fraude en España

  • A principios de este año 2020, la Agencia Tributaria dio a conocer un estudio sobre la economía sumergida en España situándola en aproximadamente un 11 % del PIB. Sin embargo el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda eleva esa cifra hasta el 25 %, es decir 250.000 millones de euros.

 

  • Dicho de otra manera, la Hacienda Publica estaría dejando de ingresar unos 70.000 millones de euros en concepto de impuestos por ingresos.

 

  • Bien es verdad que los datos de economía sumergida hay que cogerlos con pinzas por la dificultad que entraña medir estas magnitudes por el simple hecho de ser opacas.

 

  • Los expertos afirman que ni en el mejor de los escenarios en el que no existiera economía sumergida, se lograría recaudar el total de los impuestos y creen que, como mucho, se conseguirían 24.000 millones de euros que tan poco es moco de pavo.

 

  • La lucha contra el fraude fiscal consiguió ingresar algo más de 14.000 euros en 2018 lo que supone un incremento de casi el 2% con respecto a años anteriores.

 

  • Las multinacionales españolas permiten a través de artimañas legales y paraísos fiscales pagar menos de un 1% en el impuesto de sociedades lo que sin duda, constituye uno de los problemas más importantes del fisco a la hora de recaudar impuestos.

 

  • A niveles mas terrenales, los detectives privados somos pieza clave en la lucha contra el fraude no solo al destapar numerosos trabajadores que, estando de baja laboral, se dedican a trabajar sin contrato en otras empresas mientras cobran fraudulentamente la mayor parte de su sueldo del erario publico, sino destapando empresas que no facturan sus trabajos con aquello tan conocido de “lo quiere con Iva o sin Iva?. Si es sin iva se ahorra el 21 %”

 

  • Estas prácticas tan extendidas en el sector servicios en nuestro país, suponen ademas de un fraude, una competencia desleal con empresas de su misma actividad que si facturan y por lo tanto cobran el consabido impuesto.

 

  • Desde luego, no hay que descuidar la lucha contra el fraude y para eso también seguiremos estando los detectives privados de Detectib pero todo ello se ha de acompañar de programas de concienciación que animen a la gente a declarar sus ingresos para tener mejores prestaciones sociales. La gestión que hagan los políticos de los ingresos, también es esencial para conseguir esa concienciación de la que hablamos

Detectives privados en Mallorca: ¿una necesidad creciente?

Quizás sea la crisis, quizás los complicados tiempos sociales que nos ha tocado vivir, quizás simplemente sea pura coincidencia pero lo que sí parece cada vez más claro es que la demanda de detectives privados en Mallorca ha aumentado de forma considerable en los últimos años. Incluso, más si cabe, en los últimos meses.

detective privado mallorca

Desde Detectib, hemos visto como una profesión principalmente dedicada a la investigación de infidelidades y búsquedas de personas desparecidas ha ido derivando en el seguimiento de grandes fortunas, empresarios, herencias y adolescentes buscando futuros demasiado inciertos y poco legales.

La profesión se está acercando a la sociedad, que conoce más sobre ella y ya no se avergüenza de pedir ayuda cuando ven que los cauces habituales no le funcionan: gente cansada de esperar a que su caso se solucione en los Juzgados, a que la Policía encuentre pruebas que parecen haberse borrado, a que su problema no sea considerado digno de atención o, simplemente, personas que quieren cubrirse las espaldas antes de tomar una determinada decisión.

Mallorca posee además unas características propias muy curiosas que se muestran como un terreno de cultivo ideal para los trabajos de un detective privado: la isla es un lugar de paso en verano de más de 12 millones de personas llegadas desde todo el mundo, donde ni razas, colores o formas de vestir sorprenden a nadie y donde esconderse puede resultar relativamente sencillo.

Tanto es así que desde Detectib trabajamos a menudo con agencias de detectives extranjeras para coordinar investigaciones y búsquedas de personas que están siendo objeto de un seguimiento detallado.

Por otro lado, ser detective en Mallorca da la oportunidad de trabajar para personas de todo tipo y condición. Contratar a un detective no es algo exclusivo de las personas con mayor poder adquisitivo, si bien es cierto que en una isla donde se dan cita algunos de los empresarios y políticos más importantes del mundo, la investigación secreta es un área muy recurrida en estas esferas.

En la mayoría de los casos, se trata poco más que de vigilancias relacionadas con la seguridadprivada de grandes personalidades que nos visitan cada verano o de la investigación financiera de personas con las que se está pensando hacer negocios. Pero también hay muchas peticiones de padres que quieren conocer qué hacen sus hijos cuando no están en casa, algunos para prevenir males y otros para atajar problemas mayores.

La realidad es que la profesión está viviendo una época convulsa, con una legislación nueva en ciernes y con una demanda cada vez más variada y creciente. Un panorama interesante sobre el que reflexionar y en el que trabajar.

El detective privado ante el fraude en procesos de escolarización

Este viernes 23 de mayo se cerrará definitivamente el plazo para la escolarización del curso 2014-2015 en Baleares. Dada la gran demanda y complejidad para conseguir plaza en los centros deseados, cada año en estas fechas los detectives privados en Mallorca recibimos numerosos encargos de padres que sospechan que se ha cometido fraude en los requisitos que puntúan más alto para obtener plaza en un determinado colegio público o concertado.

Hasta hace unos años, el empadronamiento en el domicilio de unos familiares o conocidos para buscar los puntos que se otorgan por cercanía al colegio deseado era el fraude más común y más fácilmente detectable. Hoy día se recurre a otros que, sin dar tantos puntos, son más difíciles de probar como, por ejemplo, un certificado médico que demuestre que el niño tiene una enfermedad crónica como la celíaca. Legalmente este certificado médico lo debería de emitir un especialista pero los colegios admiten el certificado siempre que proceda de un médico, bien sea el de cabecera o incluso un amigo de la familia. En Detectib hemos llegado incluso a identificar algún certificado que ni siquiera procedía de un médico y sin embargo se había confirmado en el expediente.

Otros de los fraudes más característicos que se utilizan para conseguir puntos es la declaración de la renta. Además de declaraciones de renta falsas, en Detectib hemos constatado fraudes sobre todo en casos de declaraciones separadas: como el colegio admitía la declaración de uno sólo de los cónyuges, muchos eran los que presentaban solo el de la renta más baja, sin que se les fuera solicitada la del resto de la unidad familiar. De esta forma se otorgaban puntos de forma injusta.

La simulación de la separación de los padres o la creación de una empresa fantasma en un domicilio cercano al colegio, son circunstancias que también hemos  confirmado en algunos casos a lo largo de nuestra experiencia como investigadores de fraudes en la concesión de plazas en centros educativos.

En comunidades como Andalucía se ha fiscalizado mucho el proceso de escolarización y, de esta manera, se ha conseguido paliar el fraude masivo que suponía cada año que -junto a Extremadura- estuvieran al frente de este tipo de estafa en España Desde el año 2011 la comunidad andaluza castiga a los padres que intenten cometer fraude en la escolarización de sus hijos privándoles de la totalidad de los derechos de prioridad.

El Defensor del Pueblo recibe cientos de denuncias anuales por parte de padres que consideran que se han cometido irregularidades en el proceso de escolarización de su lugar de residencia.

Y la verdad es que siendo una estafa a todas luces, en aquellos casos en los que se confirma el fraude no se actúa por la vía penal quedando todo en una simple sanción de pérdida de puntosconservando el resto de derechos de prioridad a excepción de algunas comunidades, como ya hemos comentado.

Por último, si el colegio pone pegas en la investigación, no está de más recordarle a los padres que la escolarización es un proceso de concurrencia administrativa y como tal les asiste un derecho legal para poder ver los expedientes que presentan los padres sin que se infrinja la ley de protección de datos (resolución 18 mayo 2007 aepd, expediente e/00897/2006).

Si aun así, el colegio o la Consellería lo deniega es que a lo mejor tienen algo que ocultar y en ese caso es mejor que acuda a un detective privado. En Detectib le estamos esperando para ayudarle.