Seleccionar página

A nivel de peritaje informático es habitual encontrarse con consultas sobre teléfonos móviles, sobre todo en el caso de que un técnico forense requiera de estos servicios. Por ello, pinchar un teléfono no es algo tan poco común como se puede pensar. Este acto, no obstante, está considerado un delito por el código penal que acarrea una serie de consecuencias penales y económicas que trascienden a lo puramente administrativo.

Existen ciertos casos en los que pinchar un teléfono entra dentro de los márgenes de la legalidad pero en todos estos supuestos se encuentra, o bien, la intervención de la policía, o bien, la intervención del aparato judicial. Para el global de la población lo más probable es que acaree graves consecuencias legales por lo que, antes de que sigas leyendo debes tener esto en cuenta.

¿Cómo pinchar un teléfono?

Para empezar pinchar un teléfono no está al alcance de todos. Se requieren conocimientos avanzados de informática, tanto de hardware como de software. Además no solo se trata del programa en sí – hay numerosos programas informáticos que te permiten interceptar un dispositivo móvil de otra persona – sino las elevadas probabilidades que existen de que tu IP sea detectada. De hecho, los hackers informáticos más rastreados pueden terminar siendo encontrados por esta causa.

Pero, ¿Es posible pinchar un teléfono? Te preguntarás. La realidad es que, obviamente, sí. Se realiza a través de programas de monitorización o rastreo. Estos softwares permiten al usuario que quiera intervenir un teléfono que se camufle dentro de otras aplicaciones del teléfono móvil. Antes de nada se debe tener en cuenta la importancia de no dejar rastro -y este suele ser el talón de Aquiles en el 100% de los casos-.

¿Es legal pinchar un teléfono?

Solamente las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen acceso a estos recursos de manera legal y bajo orden legislativa previa. Sucede, no obstante, que en muchos casos el ciudadano se quiere tomar la justicia por su mano. Ante esto te recomendamos que acudas a un servicio de detectives profesionales ya que ellos tienen herramientas legales. Asimismo si intentas hacerlo por tu cuenta las consecuencias pueden ser muy elevadas.

Los detectives privados son los encargados de recoger el testigo cuando se necesitan pruebas que indiquen una acción. No es habitual pinchar el teléfono de otra persona porque sí por lo que te recomendamos que optes por la elección de profesionales que te puedan ayudar pero, ¡Ojo! Un detective no puede pinchar un teléfono ajeno y nunca lo hará. Este profesional encontrarán métodos legales para demostrar la verdad.

Por último, se debe destacar que si está pensando en pinchar un teléfono, tenga en cuenta que las consecuencias legales pueden llegar incluso a alcanzar las condenas de cárcel. Le recomendamos que se lo piense dos veces antes de entrar en conductas que le puedan acarrear multas o penas.

¿Cómo saber si tengo pinchado el teléfono?

La única vía por la que te pueden pinchar el teléfono legalmente es en el caso de que la policía necesite recabar información o confirmar un crimen. Dudamos que, en caso contrario, puedas formar parte de una red de escucha masiva. Tal como te hemos recomendado anteriormente, antes de pinchar un teléfono, contrata a un profesional que halle vías legales para obtener pruebas legales en un juicio.

× ¿Cómo puedo ayudarte?