La experiencia de los detectives en la investigación y protección de las empresas lleva cada vez más a las compañías a apostar por investigadores privados que velen por su imagen y sus resultados económicos. Esta ayuda extra se convierte en un aliado necesario para la prevención de escenarios que puedan derivar en graves consecuencias para la reputación y supervivencia de la compañía. Conscientes de que las amenazas empresariales son muy cambiantes, Detectib cuenta con un equipo especializado de detectives privados para empresas que centra su objetivo en investigaciones tanto internas como externas para garantizar la salud de las entidades.

La lista de servicios de investigación privada para las empresas es muy amplia. Incluye desde aquellos relacionados con el seguimiento de altos cargos, corrupción interna y blanqueo de capital hasta asuntos de seguridad informática, fuga de información, intrusismo y control de empleados, entre otros. Hoy hacemos un alto en aquellos más demandados:

  • Compliance penal: Supone poner al día a las empresas sobre las nuevas normativas y regulaciones que afectan a su actividad. Mediante este servicio, un equipo de investigadores, de abogados penalistas y de criminólogos trabaja codo con codo con los distintos departamentos para reducir el riesgo penal y prevenir delitos en la empresa. Para ello se analizan apartados como la situación de la empresa, se elabora un Plan de Prevención de Delitos y se realiza un informe de control interno para verificar el funcionamiento adecuado tras la implantación de las mejoras.
  • Cliente misterioso o mystery shopper: Este servicio asegura que una empresa, independientemente de su tamaño o de su sector, se adapta a la calidad e imagen deseada por los dueños. Es la forma más objetiva de conocer cómo se comportan los trabajadores, qué atención reciben los clientes, qué imagen ofrece el establecimiento Los profesionales emiten un informe con pruebas que tendrán validez ante un tribunal y permitirán tomar acciones.
  • Barrido electrónico: Los detectives especializados en barridos electrónicos y seguridad informática se encargan de controlar toda la información digital que puede ser vulnerable a amenazas externas. Una herramienta muy eficaz para luchar contra los “espías” o aquellos que buscan hacerse con información sensible y confidencial de la empresa.
  • Competencia desleal: Este tipo de práctica es desarrollada frecuentemente por compañías que quieren acabar a toda costa con su competencia, recurriendo incluso a la mala praxis. Entre los “malos modos” más conocidos destacan la venta a muy bajo coste o dumping, la inducción a la infracción del contrato laboral, la imitación parasitaria (sacar provecho de la reputación de un competidor creando confusión en el consumidor), la infracción de leyes, la denigración y la comparación.