Seleccionar página
Inicio Detectib » Inteligencia corporativa

Inteligencia corporativa

Según el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) por Inteligencia Corporativa entendemos la capacidad de reunir, clasificar, analizar y entregar oportunamente información relevante sobre los entornos exterior e interior de una organización, para facilitar la toma de decisiones operativas y su orientación estratégica.
La metodología desarrollada hasta ahora por la Comunidad de Inteligencia estatal para aplicar al ámbito económico es susceptible de ser usada también por el sector empresarial, con los ajustes y limitaciones propios de los distintos principios, parámetros de acción y medios al alcance.
Esta Inteligencia Corporativa tiene por finalidad proporcionar un valioso conocimiento que sea útil al gobierno corporativo y a la dirección ejecutiva de la entidad, con trascendencia a nivel estratégico, pero también en los escalones operacional y táctico de la actividad.
En Detectib somos conscientes que las empresas, antes de tomar una decisión que afecte a su futuro, han de contar con suficiente información que les permita tener garantías suficientes de que esa decisión será acertada.
Respetando en todo momento la legalidad vigente y los principios de libre mercado, los especialistas de Detectib somos expertos en investigaciones OSINT y HUMINT lo que permite obtener información suficiente para que las acciones que la compañía cliente pueda desarrollar, cuenten con un apoyo directo de profesionales bajo una cobertura jurídica adecuada
Nuestra misión y principal objetivo es conseguir que la Inteligencia Corporativa se incorpore a los métodos de trabajo habituales de las organizaciones, propiciar el asesoramiento virtual permanente, acelerar el conocimiento y, en definitiva, constituirse como una eficaz herramienta al servicio de las estructuras directivas.

Inteligencia corporativa

Tecnología (NIST). Este método dispone de un ciclo de cinco fases que pueden ver representados en la imagen inferior y que resumimos en lo siguiente:

1.- Identificación. – Hacemos un inventario de todos aquellos elementos conectados a Internet ya sean ordenadores, cámaras de vigilancia u otros objetos conectados que conocemos como domótica o Internet de las cosas. Cualquiera de ellos es vulnerable para sufrir un ataque cibernético

2.- Protección. – Una vez que hemos identificado todos los elementos con conexión a Internet, determinamos que protección y nivel de protección son necesarios para cada uno de ellos.

3.- Detección. – Intentar detectar el ataque antes de que éste se consume. Para ello, se requieren una serie de técnicas muy especializadas que sean realmente efectivas para la prevención del ciberataque.

4.- Respuesta. – Una vez enterados que se está produciendo un ciberataque, establecer que técnicas son las más adecuadas para evitar que se consume el ataque y que el atacante logre su objetivo.

5.- Recuperación. – Técnicas que nos permitan recuperar el control de todos los dispositivos en el caso de que el ataque se haya consumado.

 

Contáctenos >