• A principios de este año 2020, la Agencia Tributaria dio a conocer un estudio sobre la economía sumergida en España situándola en aproximadamente un 11 % del PIB. Sin embargo el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda eleva esa cifra hasta el 25 %, es decir 250.000 millones de euros.

 

  • Dicho de otra manera, la Hacienda Publica estaría dejando de ingresar unos 70.000 millones de euros en concepto de impuestos por ingresos.

 

  • Bien es verdad que los datos de economía sumergida hay que cogerlos con pinzas por la dificultad que entraña medir estas magnitudes por el simple hecho de ser opacas.

 

  • Los expertos afirman que ni en el mejor de los escenarios en el que no existiera economía sumergida, se lograría recaudar el total de los impuestos y creen que, como mucho, se conseguirían 24.000 millones de euros que tan poco es moco de pavo.

 

  • La lucha contra el fraude fiscal consiguió ingresar algo más de 14.000 euros en 2018 lo que supone un incremento de casi el 2% con respecto a años anteriores.

 

  • Las multinacionales españolas permiten a través de artimañas legales y paraísos fiscales pagar menos de un 1% en el impuesto de sociedades lo que sin duda, constituye uno de los problemas más importantes del fisco a la hora de recaudar impuestos.

 

  • A niveles mas terrenales, los detectives privados somos pieza clave en la lucha contra el fraude no solo al destapar numerosos trabajadores que, estando de baja laboral, se dedican a trabajar sin contrato en otras empresas mientras cobran fraudulentamente la mayor parte de su sueldo del erario publico, sino destapando empresas que no facturan sus trabajos con aquello tan conocido de “lo quiere con Iva o sin Iva?. Si es sin iva se ahorra el 21 %”

 

  • Estas prácticas tan extendidas en el sector servicios en nuestro país, suponen ademas de un fraude, una competencia desleal con empresas de su misma actividad que si facturan y por lo tanto cobran el consabido impuesto.

 

  • Desde luego, no hay que descuidar la lucha contra el fraude y para eso también seguiremos estando los detectives privados de Detectib pero todo ello se ha de acompañar de programas de concienciación que animen a la gente a declarar sus ingresos para tener mejores prestaciones sociales. La gestión que hagan los políticos de los ingresos, también es esencial para conseguir esa concienciación de la que hablamos