La modificación del Código Penal en 2010 y su posterior reforma en 2015 marcaron el punto de partida. La responsabilidad penal de la empresa se introducía como una realidad en el sistema, lo que hoy supone que un delito en su nombre pueda enfrentar a la empresa o a sus representantes a grandes penas (prisión incluida). Es más, la falta de un control pertinente para la prevención de delitos por parte de los trabajadores también puede hacer caer a la compañía en dicha responsabilidad. Ante ello, no hay nada más seguro que velar por el cumplimiento normativo y asegurarse de contar con un Plan de Prevención Penal y Compliance, como el que ofrecen nuestros especialistas en Mallorca y en el resto de España.

Los riesgos más recurrentes en el ámbito de la responsabilidad penal tienen en frente a la Hacienda Pública, la Seguridad Social, el blanqueo de capitales, el cohecho, la estafa o los derechos de los trabajadores, entre otros. En este marco, los expertos en Compliance Penal de Detectib trabajan coordinadamente con los distintos departamentos de una empresa para asegurar su correcta adaptación a la normativa y, en consecuencia, evitar situaciones que podrían derivar en consecuencias graves. Dicha garantía viene de la mano de una serie de pasos -vinculados siempre a las condiciones particulares de cada empresa-, que incluyen actuaciones claves como las siguientes:

  •  Diagnóstico de la situación específica de la empresa: obtención de un análisis de los riesgos penales en los que puede incurrir un negocio
  •  Implantación del Plan de Prevención Penal y Compliance más adecuado: procedimientos de operación, monitorización y mejora continua.
  •  Evaluación final e informe del experto: máxima verificación del funcionamiento del modelo de prevención de delitos de la sociedad.

Además de evitar la imputación penal de la empresa en caso de delito, los planes de prevención en Compliance aportan otros beneficios claves como: la mejora de la gestión y de la reputación (toda la organización se involucra en la consecución de estos objetivos éticos); mayor seguridad (favorece la detección de fraudes en la empresa, robos o actitudes impropias dentro de la misma) y mejor acceso a contrataciones y productos (transmite el compromiso de la empresa a proveedores, organismos públicos, Hacienda etc.

Si estás interesado en un servicio que permite reducir el riesgo penal y prevenir delitos en las organizaciones, ponte en contacto sin compromiso con Detectib. Te ofrecemos un equipo multidisciplinar especializado en esta área  y formado por profesionales acreditados por la sociedad certificadora Aenor.

Cómo desarrollar programa compliance penal empresa