Seleccionar página

Desde hace algunos años se empezaron a poner de moda programas para espiar a los hijos, a la pareja o, incluso, a los empleados. Pero esto que parece algo totalmente inocente puede acarrear muchos problemas. La protección de los datos personales y la privacidad de las cuentas personales es algo muy delicado. Por eso, ¿sabías que el uso de estos programas es ilegal? Puedes meterte en serios problemas si te denuncian.

Una de las noticias más sonadas este año sobre el uso de programas para espiar ha sido el caso de Ikea. Según el periódico Faro de Vigo, la empresa espió a sus empleados sin informárselo y sin solicitarles su consentimiento. La multa que ha recibido por ello ha sido millonaria y es por esto por lo que hablar de este tema es importante. El hecho de que existan programas para espiar no significa que se puedan usar.

Las excusas que no eximen a estas acciones de ser ilegales

La respuesta a la pregunta de si espiar es legal es un rotundo “no”. Da igual las excusas que pueden ir desde el control parental, hasta la sospecha de que un empleado no está cumpliendo con el trabajo asignado o que la pareja pueda ser infiel. Independientemente de las razones que puedan llevar a una persona a decidir utilizar programas para espiar esto no se puede hacer.

Esto deben tenerlo en cuenta también los padres. A pesar de que sus hijos sean menores de edad y ellos sean responsables de ellos, en ningún caso pueden usar programas para espiarlos. Además, siempre hay que pensar en la opción a la inversa. ¿Estaría bien o sería de agrado descubrir que alguien usa programas para espiar? Seguro que no, de hecho, el enfado sería monumental.

El Código Penal establece penas para quienes usan estos programas

El hecho de que utilizar estos programas para espiar sea ilegal no es algo que digamos nosotros porque sí, sino que ya lo recoge como tal el propio Código Penal. En su artículo 197 explica cuáles son los derechos de cada individuo y qué es lo que se puede considerar vulneración de la intimidad y descubrimiento de secretos.

Las penas pueden ir desde 1 a 4 años, y también se pueden poner multas que tengan una duración de 12 meses. Esto aplica a parejas, hijos o empleados que hayan detectado una actividad ilícita por parte de padres, jefes o pareja. Cualquier persona a la que se la haya espiado con programas que tengan este mismo fin está cometiendo un delito que está penado. Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado.

Si desconfías, contrata un detective

En Detectib nos llegan siempre muchos clientes que quieren destapar una posible infidelidad de su pareja, empleados que pueden estar de baja cometiendo fraude u otro tipo de situaciones. Contrariamente a lo que ocurre con los programas para espiar, el trabajo que llevan a cabo nuestros detectives es completamente legal. Además, nuestros profesionales conocen la ley y saben hasta dónde pueden llegar.

Investigación de personas, seguimiento y control de adolescentes, desconfianza con relación a empleados… De todo esto y mucho más se encargarán nuestros detectives en Detectib con todas las garantías de seguridad y legalidad. ¡Esto sí que es legal! Así que no confíes en los programas para espiar que puedas encontrarte por Internet. Que estén disponibles no significa que los puedas utilizar para tus intereses.

Es mejor que contrates los servicios de un detective que, además, hará un trabajo mucho mejor hecho. Si necesitas más información sobre esto, no dudes en preguntarnos en Detectib por este tipo de servicio. Estaremos encantados de ayudarte, de resolver todas tus dudas y de empezar a trabajar cuanto antes.