Convenio de colaboración para la búsqueda de desaparecidos

La Asociación Profesional de Detectives Privados de España (APDPE)- de la que la Agencia Detectib forma parte- y la Asociación Sosdesaparecidos han firmado recientemente un convenio de colaboración para contribuir conjuntamente en la búsqueda de desaparecidos. El acuerdo supone un gran avance en el cometido de ambas organizaciones y aporta mayor esperanza a los familiares, gracias a la participación de investigadores con gran experiencia en este campo. Según refleja el convenio, Sosdesaparecidos trasladará la alerta de desapariciones inquietantes o tipificadas de alto riesgo a la asociación de investigadores privados para que estos puedan compartirla con sus asociados y entidades que puedan servir de ayuda. Con esta información, los colaboradores podrán ofrecer de forma solidaria sus servicios a aquellas personas afectadas por esta problemática.

Entre las distintas prestaciones, destacan aquellas destinadas a dar información, estudiar la viabilidad de futuras actuaciones, reunirse o visitar gratuitamente a los familiares la veces que sean necesarias durante los inicios etc. En caso de posteriormente concretarse el trabajo del profesional con las familias, su coste tendrá una bonificación de entre el 25% y el 100% sobre los precios establecidos por la ley.

De esta forma, el acuerdo entre APDPE y Sosdesaparecidos marca un nuevo escenario clave tanto para contribuir en la investigación de los hechos como para servir de apoyo a las familias de los desaparecidos. Por una parte, según el presidente de la asociación de detectives, Enrique Hormigo, el acuerdo hace crecer profesional y personalmente a los asociados, ya que pone sus conocimientos al servicio de aquellos que no pueden volver a casa y de aquellos que han sufrido la desaparición de una persona cercana. Por otra,  según Joaquín Amills, representa una nueva oportunidad para concienciar a la sociedad del sufrimiento de las personas que pierden en circunstancias extrañas a sus seres queridos.

Objetivos de la Asociación Nacional de Detectives Privados y de Sosdesaparecidos

La asociación de investigadores privados fue fundada en 2001 con el fin de proporcionar servicios de información y de obtención de pruebas a aquellos particulares con dichas necesidades pero que por distintas circunstancias (personales o económicas) no puedan costearlas, con especial atención a la protección de la mujer y del menor ante el maltrato. 

Por su parte, Sosdesaparecidos trabaja desde 2010 para ofrecer información y ayuda a las personas que se enfrentan a desapariciones mediante la puesta en marcha de iniciativas como, por ejemplo, proponer y promover actuaciones institucionales, canalizar demandas hacia los organismos públicos y privados o fomentar trabajos de auxilio y de colaboración del voluntariado. Durante todo este tiempo, sus organizadores señalan que han sido testigos de investigaciones sin resolver por falta de pruebas o de falta de medios técnicos y/o humanos.

Con la puesta en marcha del convenio, celebran que los familiares de personas desaparecidas cuentan ahora con la posibilidad de obtener otras respuestas.

El detective familiar: un agente clave en la resolución de conflictos

El detective familiar es una figura especializada en investigación dentro del ámbito familiar, capaz tanto de hacer un seguimiento a adolescentes problemáticos como de resolver un caso de conflicto de posturas en un proceso de divorcio o de localizar a familiares con los que hace mucho tiempo que se ha perdido todo tipo de contacto. Su labor está muy vinculada a encontrar pruebas y borrar sospechas sobre ciertas cuestiones que puedan poner en peligro el equilibrio y armonía de un núcleo familiar, ya sea entre parejas con hijos que inician una separación poco amigable como entre miembros diferentes de la familia que quieren aclarar un tema de herencias.

Un papel, como se puede imaginar, complicado el de este tipo de profesionales ya que dentro de las esferas familiares no solo es difícil entrar sin despertar recelo sino que suelen ser muchos los agentes implicados en cada caso, con motivaciones muy diferentes y con lazos tan cercanos que crean situaciones a menudo embarazosas. En este escenario, el detective profesional debe saber lidiar con todas estas circunstancias y sacar adelante los datos necesarios y objetivos que pueda ayudar a todas las partes a aclarar cada caso.

Confiar en un detective para la investigación de asuntos familiares no es tampoco nada sencillo. Las dudas aparecen en el mismo momento en que uno se lo plantea y, de hecho, muchos de nuestros clientes reconocen que antes de tomar la decisión definitiva han pasado semanas e incluso meses. Abrirse cuesta y poner en manos de otra persona algo que a veces toca una parte muy íntima de uno mismo lo hace aún más duro. Sin embargo, tanto en el proceso como en el resultado, todos los clientes coinciden en que es mucho más fácil de lo que parece y que supone un antes y un después.

En este sentido, al agente dedicado al caso se le exige siempre extremar el cuidado en los pequeños detalles, ser escrupulosamente discreto y trabajar con prudencia anticipando todas las posibles situaciones. De ahí que nuestra recomendación sea confiar en investigadores profesionales, acreditados oficialmente y con el respaldo de una agencia con experiencia certificada detrás.

Concretamente, nuestro servicio de detective privado para casos de familia está centrado en la investigación de personas, cónyuges y familiares. Trabajamos habitualmente codo a codo con bufetes de abogados especializados en custodias, divorcios y negociación de separaciones y herencias. Y ofrecemos presupuestos especiales, ajustados a cada necesidad.