La importancia de controlar la estafa y el abuso en las empresas

Muchas empresas tienen a su cargo empleados que deben realizar su trabajo fuera de la oficina o del entorno laboral y ello, además de una serie de gastos, conlleva que sea más difícil controlarles y deriva, en ocasiones, en abusos a las empresas por parte de dichos empleados. Lo ideal es que en la relación entre el trabajador y la empresa haya una base de confianza pero, en ocasiones, algunas personas abusan de ésta y de esa falta de vigilancia para sacar provecho.

Si bien no es algo que haga todo el mundo, lo cierto es que está a la orden del día que en casi todas las empresas haya algún trabajador hace alguna trampilla para pasar más gastos de los que le tocaría. El problema surge cuando se hace de manera sistemática, generando así a la empresa muchos más gastos de los que debería tener.

Estos gastos pueden ser en forma de dietas por comidas que los trabajadores tienen que hacer fuera como consecuencia de su trabajo. También pueden tener que ver con gastos de viajes o estancias en hoteles por motivos laborales. Otro gasto muy común, especialmente en las empresas con comerciales itinerantes, son los gastos de locomoción, kilometraje o desgaste del vehículo personal.

Algunas empresas exigen a sus empleados tickets o recibos de las comidas u otros gastos que han tenido que hacer pero este control no siempre es suficiente porque hay personas muy hábiles que se las apañan para falsear de alguna manera sus gastos o incrementarlos innecesariamente.

Ante estas situaciones, los empresarios pueden recurrir a un detective laboral en Mallorca que haga un seguimiento de la persona de la que sospecha para asegurarse de no estar pagando más de lo necesario. Si finalmente se demuestra que el empleado está pasando más gastos de los que le toca el coste de contratar a un investigar privado habrá valido la pena y evitará costes futuros.

El detective puede llevar a cabo una vigilancia y seguimiento de los empleados para obtener pruebas de los gastos reales que tiene y poder confrontarlas así con los gastos que el trabajador presenta.

Des este modo, una investigación laboral para controlar los gastos de los empleados puede ahorrar a la empresa mucho dinero que habría malgastado por la falta de un control exhaustivo.