Aumenta el número de empresas que contratan detectives privados

Los últimos años han sido económicamente muy duros. Las complicaciones derivadas de la crisis han llevado a los empresarios a tener los ojos bien abiertos y a vigilar hasta el más mínimo indicio de amenaza para el negocio, por mínimo que fuera. Este temor, junto a la feroz competencia, ha subido a la palestra asuntos relegados hasta entonces a una segunda línea y les ha llevado a la búsqueda de profesionales en la defensa de los intereses empresariales. El auge de la figura del mistery shopper (detective privado infiltrado como cliente) es buena prueba de ello. También lo es el hecho de que las investigaciones empresariales se hayan duplicado en los últimos años, tal y como hemos experimentado en los despachos de nuestra agencia de detectives y criminólogos en Mallorca (con delegaciones en toda España).

La labor de los investigadores privados en este campo se ha centrado básicamente en dos áreas. Por una parte, el área interna, con el fin de probar malas prácticas llevadas a cabo por los trabajadores. Por otra, el área externa, relacionada sobre todo con actuaciones de personas ajenas a la compañía, dirigidas a perjudicar a la empresa. Entre los servicios más demandados destacan:

  • Mystery shopper o cliente misterioso: Esta figura desarrollada por profesionales acreditados en la investigación aporta un gran añadido al empresario. Su infiltración le ofrece una información muy valiosa, con datos que van desde la forma de trabajar de los empleados hasta la calidad del servicio de atención al cliente o el  comportamiento irresponsable de los trabajadores, entre otros. Unos aspectos que tienen un peso importante tanto en la facturación como en el servicio en general ofrecido por la compañía.
  • Bajas fingidas y absentismo laboral: El tema de las bajas fingidas no es nuevo, pero es evidente que los apuros económicos en los últimos años han potenciado más la picaresca española. Simular una enfermedad, aprovechar unos días para asuntos personales o poder ejercer otro trabajo para hacerse con un extra… son asuntos que siguen copando los periódicos. Estos servicios no son siempre requeridos por la propia empresa. En algunas ocasiones, las mutuas son las que ponen en marcha la maquinaria para investigar casos de apariencia extraña.
  • Informes prelaborales o investigación de currículum: ¿Cuántas personas conoces que han mentido o maquillado su CV? Esto trabajos se demandan sobre todo cuando se va a contratar personal con cargos, cuyos conocimiento, responsabilidad y experiencia va a tener una repercusión importante en el devenir de la empresa.
  • Comportamiento laboral y justificación de despidos disciplinarios: Muchos empresarios han necesitado pruebas para demostrar robo de material, disminuciones de rendimiento, competencias desleales, incumplimientos de las funciones (sobre todo en puestos más difíciles de controlar, como comerciales, transportistas o visitadores)…

En la mayoría de los supuestos, las evidencias de los investigadores complementan el trabajo de los abogados contratados por el negocio. De esta forma, la recopilación de pruebas se torna clave para respaldar ante los tribunales la veracidad de las acusaciones. Aún más, si se tiene en cuenta que los detectives privados son los únicos profesionales legalmente acreditados para investigar estos temas laborales y empresariales. Por eso, desde Detectib te aconsejamos que desconfíes siempre de aquellos falsos detectives que no puedan mostrarte su Tarjeta de Identidad Profesional (TIP); un documento expedido por la Dirección General de la Policía que los habilita en el desarrollo de sus funciones. Recuerda que las pruebas obtenidas por personal no acreditado carecen de validez ante un Tribunal.

Si eres responsable de un negocio y necesitas contratar  a un investigador para proteger tus intereses, no dudes en informarte sobre los servicios especializados de nuestro departamento de detectives privados para empresas. Ofrecemos cobertura en toda España, con delegaciones en Mallorca, Barcelona, Murcia, Madrid, Valencia, Sevilla, Alicante, Jaén, Albacete, Coruña, Gijón y Badajoz.

Empresas detective privado