El papel fundamental de un detective de oficio

La Asociación de Detectives Privados de España (APDPE) lleva años intentando instaurar la figura del detective privado de oficio mediante la cual las personas sin recursos que no pueden pagar este servicio podrían acceder a él de manera gratuita o, al menos, subvencionada.

Ésta es una vieja demanda que se ha hecho durante años desde el colectivo de los detectives privados de Mallorca y el resto de España para que las personas que no tienen recursos económicos suficientes también puedan disponer de este servicio en caso de necesidad.

Los detectives privados realizan muchas investigaciones que afectan a temas muy serios, como el cumplimiento de la custodia de los hijos, en las que obtienen pruebas que los padres pueden aportar ante el juez. Las personas sin recursos se ven privadas de este derecho de investigación al que podrían acceder si se instaurara el detective de oficio.

La intención de la APDPE es que pudieran acceder al detective de oficio las personas que demostraran incapacidad económica, así como que se hubieran acogido a la justicia gratuitacon un abogado también de oficio.

El detective privado de oficio sería muy útil, por ejemplo, en casos de violencia de género, de quebrantamiento de órdenes de alejamiento, de custodias o de pensiones compensatorias, entre otros.

Los detectives privados profesionales aportarían pruebas en sus investigaciones que los usuarios podrían presentar en los procesos judiciales en los que se vean envueltos para demostrar su situación. Sería un servicio que permitiría cubrir los casos de personas que de alguna manera se encuentran desamparadas y a los que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado no llegan por la falta de recursos.

SMS y Whatsapps falsos utilizados en juicios

Según explica la Asociación de Internautas en una noticia del diario digital Público, los SMS y los Whatsapps pueden ser modificados o, incluso, creados falsamente con aplicaciones que se encuentran en Internet al alcance de cualquiera. Algunas de éstas son, por ejemplo, ‘Whatsapp Toolbox’, ‘Fake SMS Sender’ o ‘SQ Life Editor’.

Las posibilidades de estas aplicaciones van desde modificar un SMS enviado o recibido, borrar total o parcialmente alguna conversación o, incluso, falsear mensajes que nunca han sido enviados. Probablemente a todos nos vengan a la cabeza las situaciones que pueden derivar de cosas así.

Lo mejor de todo (o lo peor, depende de cómo se mire) es que ni siquiera hace falta ser una persona experta en tecnología para utilizar dichas aplicaciones, sino que son relativamente sencillas e intuitivas. Es por ello que resulta chocante que este tipo de mensajes se sigan admitiendo como pruebas en muchos juicios sin ser verificados de manera profesional.

Es preocupante pensar en lo vulnerables que podemos llegar a ser, dado que cualquier persona puede ser el blanco de una falsa acusación apoyada en este tipo de pruebas. Sin embargo, aunquees difícil determinar la veracidad o falsedad de estos mensajes, la colaboración de detectives forenses informáticos puede ayudar mediante un análisis  forense del dispositivo móvil.

Lo aconsejable sería que cualquier prueba de este tipo que se presentara en un juicio fuera verificada por profesionales en la materia pero, según afirma la Asociación de Internautas, no sucede de este modo. Por ello, la alternativa que tienen los acusados con mensajes falsos esrecurrir a personas experimentadas en la materia que les ayuden a demostrar la falsedad de las pruebas con las que se les ha incriminado.