¿De profesión? Defraudador a la Seguridad Social

¿De profesión? Defraudador a la Seguridad Social

La cifra es contundente: las falsas bajas laborales cuestan mil millones de euros cada año a la Seguridad Social. O lo que es lo mismo, nos suponen una enorme cantidad de dinero y tomadura de pelo al resto de trabajadores. Y es que en nuestro país más del 20% de las personas que están de baja fingen su estado para prolongar la baja o recibir una indemnización; una picaresca que llega a sobrepasar todos los límites de la imaginación. Entre los casos más sonados, el del hombre que se dejó convencer por su familia para amputarse un brazo tras suscribir hasta 8 pólizas. El defraudador no consiguió su objetivo: cobrar 600.000 euros a partir de esta forma tan fraudulenta como dolorosa.

Defraudadores que trabajan de extranjis en la misma empresa o en otro negocio estando de baja; supuestos afectados que realizan actividades imposibles según su condición (una cojera que se cura de repente para realizar una maratón; una persona impedida por mareos que redondea su nómina como tripulante de barco; otra que no puede moverse pero que es la que más salta en las fiestas…). Las historias de estas estafas son de lo más variopintas, según la experiencia de nuestros detectives privados especializados en destapar bajas laborales fingidas. Lo recordaba Juan Carlos Delgado, Detective Privado y Ceo de Detectib, durante su intervención en el programa televisivo “Viva la Vida”, mientras apuntaba que la finalidad del defraudador suele ser ingresar una paga, estar más tiempo de baja o cobrar doblemente (trabajando en otro lugar).

Las investigaciones de los detectives destapan al defraudador en aproximadamente la mitad de los casos, con el consecuente despedido del empleado. A las aseguradoras les sale bien a cuenta la contratación de un profesional especializado en casos fraudulentos: los seguros reciben un retorno de 48 euros por cada euro que invierten en investigar estafas.

El perfil del defraudador en España

Detectib cuenta con detectives privados repartidos por las distintas provincias, que se enfrentan anualmente a cientos de investigaciones por fraudes laborales encargadas por mutuas y empresas. La experiencia de estos profesionales permite hacer una clara radiografía del perfil del defraudador: persona de entre 35 y 50 años, descontenta con su situación laboral, que se considera mal pagada y engañada por la empresa. Según Delgado, este trasfondo “le lleva a engañar a la entidad como respuesta a sentirse engañado y a crear una profesión paralela que es la del defraudador, con la que en realidad se está burlando de todos. Algunos son auténticos profesionales”.

La labor de los detectives es fundamental para cambiar las tornas del juego. Sin tener en cuenta las cifras del resto de delegaciones, solo el equipo de Detectib Mallorca investigó 776 casos por fraudes laborales en 2018, de los cuales el 80% resultaron ser bajas falsas. Por sectores, los más afectados fueron servicios/hostelería, construcción e industria.

En todos ellos, los investigadores actuaron con una minuciosidad y una discreción exquisita, haciéndose valer de los últimos avances tecnológicos para destapar al defraudador sin ser descubiertos. A las labores de seguimiento y a las tareas de investigación completadas a través de distintas fuentes (redes sociales entre ellas) se sumaron otras más técnicas como la utilización de cámaras fotográficas con wifi para captar las evidencias necesarias.

descubrir defraudador- bajas laborales- Detectib

¿Cuándo deberías contratar un Mystery Shopper?

¿Cuándo deberías contratar un Mystery Shopper?

servicio de Mystery Shopper- detectivesEl servicio de atención al cliente es una de las máximas con mayor repercusión en la salud de un negocio. Las ineficiencias o las irregularidades en aspectos como el comportamiento de los vendedores repercuten directamente en factores como la bajada de la facturación, la disminución de clientes o las irregularidades en el inventario. Por eso, descubrir qué es lo que está afectando al rendimiento empresarial para poder subsanarlo implica una valoración objetiva, imparcial y profesional tanto de la calidad como de la imagen de la empresa. Es aquí donde entra en juego el servicio de Mystery Shopper o el Cliente Misterioso, cuya intervención cuidada y neutral resulta clave para evaluar el control laboral y de calidad de los servicios de cualquier empresa.

Los detectives privados laborales aportan un plus al desarrollo de las funciones del cliente misterioso. Profesionales como los de Detectib, con servicio de Cliente Oculto en toda España, realizan así acciones que van desde investigar el corazón del negocio, obtener pruebas sobre su funcionamiento de cara al público y evaluar objetivamente la situación hasta -si es necesario- ratificar el resultado del informe de sus conclusiones ante el tribunal. Una labor que resulta especialmente útil en aquellos casos centrados en las sospechas de actividades fraudulentas, como por ejemplo, cuando se cree que un empleado roba dinero o vende algún producto que no es de la empresa o al margen de la empresa. En supuestos como estos, el servicio de Mistery Shopper de un detective privado resulta fundamental para que el empresario emprenda medidas legales contra un problema con clara incidencia en la imagen y en el balance de su negocio.

En consecuencia, esta figura se revela como la mejor arma para controlar anónimamente el rendimiento de un punto de venta, el comportamiento de un trabajador y cualquier otra circunstancia que pueda estar actuando en contra de la rentabilidad de la empresa (bares, tiendas, restaurantes… no importa el sector).

El objetivo es comprobar que la empresa se adapta a la calidad de imagen deseada por sus propietarios.

 Actuación del detective como cliente oculto o misterioso

El servicio de Mystery Shopper realizado por un detective lleva consigo una serie de valoraciones profesionales imparciales que suelen ser un verdadero salvavidas para un negocio. Así, el investigador privado se hace pasar por un cliente del establecimiento para evaluar aspectos como la atención, la efectividad del servicio, la rapidez, la higiene, el mantenimiento, la imagen de los empleados o la fidelización del cliente. Aunque el empresario marca la ruta de actuación, la capacidad de observación y la minuciosidad del trabajo detectivesco es realmente lo que garantiza la resolución exitosa del problema y en el menor tiempo posible.

Además, a diferencia de otras empresas evaluadoras que se ofrecen como Mystery Shopper, los detectives privados cuentan con una formación completa en investigación que les permite observar sin ser observados, así como el respaldo jurídico único para emprender investigaciones privadas, tomar fotografías, realizar grabaciones con cámaras ocultas y emitir informes que sí pueden ser utilizados en el juzgado, por ejemplo en el supuesto de un litigio por despido. Es más, su propia condición como detectives es realmente eficaz para acciones de cliente oculto que requieren complementarse con servicios de vigilancias (supuestos de empleados con función comercial o personal sin un puesto fijo en el desarrollo de su trabajo, por ejemplo).

El intrusismo laboral investigado por detectives de empresa

En los últimos años, las empresas de todos los sectores se han visto desbordadas por el mayor número de currículos recibidos cada día en sus oficinas. Este nuevo escenario ha dado un empuje más a la picaresca española, que lo ha contemplado como el terreno adecuado para inflar las experiencias profesionales y habilidades de los aspirantes.

Esta extensión de los falsos curriculum vitae ha ido ligado a su vez a un aumento de las empresas que deciden contratar los servicios de detectives privados en Mallorca, con el fin de comprobar si lo escrito en un papel (o, más recientemente, afirmado en vídeoscurrículos) se ajusta a la realidad o, por el contrario, es un mero maquillaje de títulos, referencias y capacidades profesionales. 

Es cierto que años de experiencia, dominio de idiomas o de programas informáticos… pueden quedar al descubierto en el momento de la entrevista (o incluso antes), con la consecuencia de la más que certera expulsión del candidato del proceso de selección. Pero contar de antemano con los servicios de detectives para destapar la veracidad del curriculum vitae aporta dos claras ventajas: Ahorro de tiempo para los reclutadores y la seguridad de que el candidato es honesto e idóneo para el puesto ofertado, ya que la minuciosidad de los investigadores privados consigue que bajo ningún aspecto se cuelen datos profesionales falsos.

¿Pero qué puestos tienen más papeletas para ser investigados? Según concretan los profesionales de Detectib en Mallorca, las empresas recurren normalmente a este tipo de servicios buscando investigar personas destinadas a ocupar puestos claves, como áreas directivas o gerencias, si bien no son extraños los trabajos relacionados con cargos de menor responsabilidad.

Estos profesionales de la investigación en Mallorca, Murcia y Barcelona añaden que tras la demanda de estas comprobaciones laborales se encuentran empresas tanto grandes como pequeñas, ya que las dificultades económicas de los últimos años han llevado a todas ellas a un mayor cuidado en la protección de la inversión. 

Gracias a los informes prelaborales de los detectives, los reclutadores contrastan fácilmente los datos del curriculum y comprueban que el candidato cumple con los requisitos deseados para el puesto.

Contratar los servicios de Detectib para comprobar currículos permitirá a su empresa evitar costosos procesos como demandas, así como evitar futuros daños de reputación, cortar el intrusismo laboral y mejorar el capital humano de la empresa. Asimismo, le ayudará a mejorar la rentabilidad de su negocio al contar con la persona más productiva para cada puesto.