¿Cómo saber si mi hijo sufre acoso escolar o bullying?

Los niños que sufren de acoso escolar o bullying tardan una media de 13 meses en pedir ayuda, según un estudio de la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes (ANAR) y Mutua Madrileña. Durante más de un año, se enfrentan a insultos, chantajes, amenazas, agresiones… que pueden llegar a ocasionarles daños psicológicos muy graves. Los tentáculos de este hostigamiento son muy largos: pueden producirse en el propio centro escolar (en el recreo, en el aula, en los pasillos…), en otros escenarios relacionados (el camino a clase o la vuelta hacia casa), en las calles del barrio o incluso mediante acoso en las redes sociales. Pero a pesar de que se mueve en silencio, hay algunos síntomas en el menor que pueden hacer saltar la alerta.

Si crees que tu hijo sufre bullying, no esperes ni un minuto más para hablar con él y con sus profesores para esclarecer la situación: Las agresiones verbales y/o psicológicas influyen de forma muy negativa en su personalidad y actitud ante la vida. Para salir de dudas, también puedes recurrir a un detective privado especializado en detectar casos de bullying, mediante el seguimiento y vigilancia de las actividades del menor dentro y fuera del colegio, entre otras acciones.

Cambios de comportamiento y otros signos de bullying

La edad en que más casos se detectan de este tipo de acoso es entre los 12 y los 13 años. Coincide con un etapa llena de nuevas experiencias en la vida y, por ende, ligada de por sí a actitudes cambiantes que no siempre van a apuntar al bullying.

Sus consecuencias no suelen manifestarse de repente, sino que llevan un proceso más lento que se refleja en actitudes como las siguientes:

  • Reticencia a ir al colegio
  • El menor se pone especialmente nervioso cuando llega el domingo por la noche
  • Refugiarse en casa
  • Abandono de aficiones y de sus amigos habituales (pasa mucho tiempo solo)
  • Cambios de humor muy negativos (tristeza, irritabilidad…)
  • Respuestas evasivas sobre el colegio (o directamente no contesta)
  • Baja su rendimiento escolar
  • Rechazo al uso del móvil

Dado que el chantaje es muy típico en este tipo de acoso, también es habitual que el niño pierda regularmente la ropa o el material escolar, sin que sepa explicar el cómo o haciéndolo de forma muy nerviosa. Muchas veces esta agresión se centra en el dinero, lo que lleva al menor a pedir constantemente dinero, sin que los padres puedan entender su gasto. Lesiones, moratones, rasguños… también son signos que pueden apuntar a un maltrato físico.

En cuanto a los síntomas psicosomáticos, las evidencias más comunes son las alteraciones de sueño, las pesadillas, los problemas de apetito, malestar al levantarse, mareos, sensación de asfixia etc…

En la mayoría de casos, los niños van a ocultar a sus progenitores que sufren acoso por vergüenza o miedo a su reacción. Buscar pruebas de bullying y actuar cuanto antes es vital para detenerlo y evitar consecuencias irreversibles. Si conoces un posible caso, recuerda que es siempre mejor dar la voz de alarma y poder empezar a investigar para, como mínimo, descartar sospechas. Actuar a tiempo ante esta realidad es clave. Consúltanos vía telefónica (900 600 200) o bien vía correo electrónico ([email protected]). Estamos a tu servicio las 24 horas del día.

Pruebas bullying escolar

Cuando el móvil es un espía que te acompaña a todas partes

¿Tu móvil es un espía? Piénsalo… Casi nadie hoy en día concibe salir de casa sin el móvil en el bolso o en el bolsillo. Nos acompaña a todas partes y lo utilizamos para acciones tan diversas como comprar un libro, consultar el saldo bancario o contarle nuestras intimidades a un amigo. Sin embargo, olvidamos que nuestro pequeño confidente no se mantiene siempre a salvo de terceros. El avance tecnológico ha puesto también en escena las llamadas apps espía, aplicaciones capaces de controlar otros dispositivos de forma remota. Pero, ¿son legales?, ¿puede detectarse el robo de datos?, ¿qué puede hacerse al respecto?

El mercado ofrece aplicaciones tan variadas como aquellas que permiten hacer el seguimiento de un móvil a otro.  ¿El resultado? Nuestros datos, nuestra ubicación, nuestras conversaciones, nuestras visitas online… todo queda a merced del interesado sin que nos demos ni cuenta. Pero esta posibilidad no implica que pueda hacerse su uso sin más. El artículo 197 del Código Penal establece que interceptar comunicaciones sin consentimiento por el titular es un delito. Es más, la persona que se encuentra al otro lado puede ser castigado con penas de prisión de 1 a 4 años y multas de 12 a 24 meses.

Detectar que nuestro móvil tiene una app espía ni siempre es fácil ni siempre es posible sin la ayuda de profesionales. Sin embargo, hay algunas señales que nos pueden poner sobre aviso, tal y como nos resumen los detectives privados de Detectib, con sede en Mallorca, Murcia y Barcelona y delegaciones en toda España:

  • Autonomía: Suele ser uno de los indicadores más evidentes. El hecho de la que la app espía esté continuamente activa repercute en la autonomía del aparato.  Por tanto, si no encontramos explicación alguna a una repentina mayor descarga de la batería, quizás esté detrás una aplicación de este tipo.
  • Datos: La transmisión de información del móvil a otro sistema conlleva un mayor consumo de datos.
  • Temperatura elevada: Presentar una temperatura alta sin utilizar el aparato, también puede ser signo de una manipulación remota.
  • Interferencias: Sonidos extraños al realizar o recibir llamadas
  • Borrado de datos: Desaparición de fotografías, documentos, aplicaciones etc…

Para prevenir ser espiado por estas apps (instaladas por acceso directo al aparato, mediante bluetooh etc…) y burlar los malware (programas maliciosos), los investigadores privados aconsejan tomar medidas como usar contraseñas seguras (mejor aún realizar el desbloqueo por huella digital), evitar que el aparato sea fácilmente accesible para otros, no caer en el uso de wifis públicas no seguras, desactivar el módulo de geoposicionamiento o no descargar aplicaciones que requieran acceso total a nuestros archivos, entre otras. Aunque no es una garantía de seguridad 100%, está claro que muchas veces evita ponérselo fácil al delincuente o incluso puede hacerle desistir en su empeño.

¿Y si eres tú quien decide espiar el whatsapp de tu pareja? Ten en cuenta que esta acción es totalmente ilegal, ya que actos de este tipo  se consideran una violación del secreto de las comunicaciones. No hay exclusión: Los detectives privados tampoco pueden echar mano de este método, puesto que sus investigaciones y seguimientos se hacen al amparo de la más estricta legalidad. No hay que olvidar que estamos ante profesionales de la investigación (no espías).

Espionaje de ultrasonidos

Una de las últimas técnicas de espionaje que pone en jaque a los móviles con sistema Android viene de la ultrasound cross-device tracking (uXDT): aplicaciones que envían y reciben información vía ultrasonidos con el fin de robar datos de los usuarios. Según investigaciones recientes realizadas por la universidad alemana de Brunswick, al menos 234 apps se valen actualmente de este método. Una cifra aún más significativa si se tiene en cuenta que en 2015 solo había 5 aplicaciones espía.

¿Cómo funciona este sistema? La inclusión de ultrasonidos en  los anuncios hace que al reproducirlos estos sean captados por otros dispositivos cercanos (portátiles, tabletas, móviles…). De esta forma, la empresa pasa a tener acceso de información valiosa sobre el usuario, que desconoce que se le está espiando.

Un año de investigaciones cerradas con éxito y un 2017 de nuevos casos

A escasos días de despedir 2016, saludamos ya un 2017 que aventura venir cargado de nuevas oportunidades para el equipo de investigadores privados de Detectib. Durante este año, hemos trabajado duro en ampliar nuestros centros de atención para ofrecer un servicio de investigación privada aún más completo y más personalizado. Así, hemos pasado de las ya conocidas oficinas de Mallorca (sede central), Murcia y Barcelona, a delegaciones de detectives en Madrid, Valencia, Sevilla, Alicante, Albacete, Badajoz, Jaén, Gijón o Coruña -entre otras ciudades- con profesionales experimentados y acreditados en el ejercicio de la profesión, que han permitido resolver o ayudar en la resolución de todo tipo de casos.

Durante el año que dejamos, han llegado hasta nuestras mesas supuestos de investigación de distinta índole, que en ocasiones han recorrido diferentes puntos de la geografía española e incluso del extranjero. Algunos de ellos ya han sido resueltos. Otros lo harán en breve, gracias a la especialización de nuestros investigadores en los distintos campos. Casos de ámbito familiar, temas relacionados con las empresas, asuntos que atañen a las aseguradoras… Nuestro esfuerzo sigue dando sus frutos en las múltiples ramas de investigación y en los diferentes espacios a los que damos cobertura.

La introducción de las nuevas tecnologías y la formación constante de nuestros detectives ha facilitado también que seamos capaces de resolver las investigaciones con mayor celeridad.  Entre los casos a los que hemos dado pronta respuesta en las últimas semanas destacamos:

  • Búsqueda de familiares desaparecidos
  • Investigación de las finanzas de empresas
  • Vigilancia de personas
  • Investigación de fraudes
  • Clientes misteriosos o Mystery Shopper
  • Localización de testigos…

¿Qué te ofrece nuestro equipo de detectives en España en 2017?

Todo ello, nos permite poner a tu disposición una amplia y formada red de detectives privados y criminólogos especializados en investigaciones para particulares, mutuas, seguros y abogados. Ofrecemos una amplia cartera de servicios que incluye desde casos relacionados con las infidelidades, herencias o custodias a temas de accidentes de tráficos, bajas fingidas, fugas de información o auditorías de seguridad.

Además, somos la primera agencia española de detectives privados en conseguir la acreditación ISO 9001-2008 de AENOR, que avala nuestro sistema de gestión de calidad, buenas prácticas y satisfacción de las expectativas del cliente.

Detectib te garantiza rapidez y discreción. Porque nos gusta que disfrutes de lo importante, sin pensar en nada más…

¡Felices fiestas y Feliz 2017 de la familia de Detectib!

 

Detectives en Barcelona
Detectives en Mallorcadetectives España oficinas
Detectives en Murcia
Detectives en Madrid
Detectives en Valencia
Detectives en Alicante
Detectives en Sevilla
Detectives en A Coruña
Detectives en Albacete
Detectives en Badajoz

Las nuevas tecnologías en la labor del detective privado

Máquinas de escribir, cámaras analógicas, grabadoras de gran tamaño…Lejos han quedado aquellas herramientas que durante tanto tiempo acompañaron a los investigadores privados en la resolución de los casos. Hoy los detectives privados en Mallorca nos movemos entre minúsculos aparatos tecnológicos, que revolucionan sin descanso el sector beneficiando tanto al profesional como al cliente.

Las posibilidades tecnológicas del investigador privado no sólo son infinitas, sino que están en constante evolución. Cada día el mercado arroja nuevas herramientas y mejores dispositivos, que facilitan y cambian de forma asombrosa nuestra manera de proceder. En este escenario, sin duda, nuestro mayor aliado es Internet. No son pocas las ocasiones en las que la red nos permite acceder a un sinfín de información sobre la vida, las costumbres, los gustos… de los investigados, desvelándonos las incógnitas o indicándonos el punto de partida del caso. Eso sí, siempre dentro de los marcos de la legalidad, que incluye el respeto del código deontológico del sector, la Ley de Seguridad Privada y el Real Decreto 2364/1994. (Consulta qué no pueden hacer los detectives privados).

Además, las tecnologías suponen una nueva forma de actuar tan discreta y rápida que incluso hacen que los seguimientos de personas presenciales lleguen a ser innecesarios, algo impensable hace unos años (aunque en la la mayoría de los casos la labor tecnológica se completa con la acción in situ del detective). No obstante -aclara nuestro equipo de detectives especializados en nuevas tecnologías– los numerosos avances obligan al profesional a estar continuamente al día. Sólo así es capaz de profundizar en el caso en el menor tiempo posible y con todas las garantías.

Microcámaras, aparatos de geoposicionamiento o GPS, dispositivos de control, aplicaciones… completan la larga lista de los mecanismos tan efectivos de los que se sirven los investigadores privados en la actualidad. La mayoría de estos instrumentos no son desvelables en aras de la confidencialidad que rodea a esta profesión y a su relación con el cliente.

En la agencia de detectives Detectib, con sedes en Mallorca, Murcia y Barcelona, disponemos de personal formado en las más avanzadas tecnologías que responden con celeridad a las demandas de nuestros clientes. Brindamos las mejores soluciones a particulares y empresas para cada problema, desde infidelidades, custodias de menores, búsqueda de desaparecidos hasta fraudes financieros, análisis forenses, fuga de información etc…

Consulta los precios de los servicios de detectives en Mallorca y contacta con nuestro equipo en el teléfono gratuito 900 600 200 o vía [email protected] para ampliar la información. Cobertura nacional y colaboraciones en el extranjero.  

La Ley de Justicia Gratuita ha de incluir a los detectives privados

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes, 21 de febrero, el proyecto de Ley de Justicia Gratuita que incluye determinadas propuestas que han generado un fuerte rechazo en muchos profesionales de la abogacía y de la judicatura.

La Constitución española, en su artículo 119, establece que la justicia será gratuita cuando así lo disponga la Ley y, en todo caso, respecto de quienes acrediten insuficiencia de recursos para litigar.

El contenido del derecho a la asistencia jurídica gratuita está determinado por Ley 1/1996, de 10 de enero (BOE núm. 11, de 12 de enero), en cumplimiento del mandato constitucional desarrollado por la Ley Orgánica del Poder Judicial.

La justicia gratuita en España se administra de forma diferente en función de la legislación aplicable en cada comunidad autónoma pero, en todo caso, el derecho de asistencia jurídica gratuita sólo podrá reconocerse a quienes litiguen en defensa de derechos o intereses propios, salvo que se trate de personas que actúen en un proceso en nombre e interés de otras con discapacidad y que están a su cargo, entendiéndose como tales a quienes se les haya reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

Desde hace algún tiempo, la Asociación Profesional de Detectives Privados de España (APDPE) mantiene una propuesta para que los gastos derivados de una investigación privada se incluyan como costas del proceso judicial, ya que esto reforzaría el principio de igualdad ante la Justicia y preservaría el principio de justicia gratuita. Se trata, precisamente, de garantizar un derecho constitucional.

La APDPE argumenta que “al incluirse los gastos de una investigación privada como costas del proceso -como se hace con los de abogados, procuradores o peritos- se garantiza que cualquier persona tenga el fundamental acceso a la prueba sin que la falta de recursos económicos suponga una traba”.

Lo cierto y verdad es que existen varias sentencias de audiencias provinciales que resultan muy significativas. En especial, hay un fallo de 2010 de la Audiencia de Madrid en la que se incluyen en costas las facturas de dos detectives que intervinieron a instancia de la parte actora en un proceso por desahucio.

A detectib acuden a menudo – y sobre todo- mujeres que se quejan de cómo su ex pareja ha instado una modificación de medidas basándose en que le han reducido su contrato de trabajo –y, por tanto, sus ingresos-  o que manifiestan que se han quedado en paro cuando lo cierto es que trabajan sin contrato, cobrando “en negro”. Asimismo, los hay que consiguen que el empresario se avenga a hacerles un contrato por menos horas de las que realmente trabajan cobrando un mixto entre “dinero A” y “dinero B” beneficiándose también el empleador al tener menos costes sociales.

Pero… ¿cómo demostrarlo? Los propios abogados recomiendan en la mayoría de ocasionescontratar a un detective privado para que documente y testifique que realmente existe un fraude que tiene como objetivo pagar menos a su pareja en concepto de pensión compensatoria o por  alimentos a los hijos. El problema es que la merma de ingresos de quien acude buscando ayuda a un detective privado, le impide pagar los honorarios de éstos. Y aunque la justicia gratuita contempla el pago de abogados, procuradores y peritos, no entiende que la labor de un detectivees, a veces, tan necesaria como la del resto de profesionales para hacer justicia.

Mientras el legislador no contemple a todos los que intervienen en el proceso como partes necesarias para la correcta administración de la justicia y el ciudadano no pueda hacer uso de esos recursos por incapacidad económica, se estará vulnerando un derecho tan fundamental como el derecho a la Justicia.