¿Dónde estudiar para ser detective privado?

Todavía hay quien cree que no hace falta estudiar para ser detective privado, que basta con tener algunas cualidades innatas y haber visto o leído contenido de género negro o policiaco. Nada más lejos de la realidad. Aunque se cuente con ciertas habilidades de serie para la investigación, lo cierto es que no se puede ejercer legalmente sin una carrera universitaria específica. Aún hay más. Si estudias en nuestro país para ser investigador, vas a salir más preparado que cualquier otro profesional de Europa.

Los españoles son los únicos que requieren de una formación universitaria y un posgrado de investigación privada para obtener la licencia de detective. O lo que es lo mismo, somos los más y mejor preparados para el desarrollo de esta profesión. Pero, ¿donde estudiar para detective privado?

Los tiempos han servido para dar un empujón más a una actividad que ha ido ganando adeptos y que parece que seguirá haciéndolo en los venideros. En los últimos años, la labor de los detectives privados ha quedado plasmada en páginas y más páginas vinculada a la resolución de asuntos de todo tipo: casos de corrupción, localización de testigos, fraudes empresariales, reclamos de paternidad… Esto hace que hoy sean muchos los jóvenes – y no tan jóvenes- que tienen en su punto de mira formar parte de este abanico de profesionales.

Si eres uno de estos interesados, lo primero que debes tener en cuenta es que debes contar con el título de Bachiller, de Técnico Superior o equivalentes y, lo segundo, que  las universidades o centros autorizados para impartir los cursos de detectives son aquellos que cuentan con el beneplácito del Ministerio del Interior, tales como:

  •         Universidad de Salamanca (posibilidad curso de detective a distancia)
  •         Universidad Complutense de Madrid
  •         Universidad San Pablo Ceu de Madrid
  •         Universidad Rey Juan Carlos I de Madrid
  •         Universidad de Barcelona
  •         Universidad Abat Oliva Ceu de Barcelona
  •         Universidad Autónoma de Barcelona.
  •         Universidad europea Miguel Hernández de Valladolid
  •         Universidad del País Vasco
  •         Universidad de Alicante
  •         Universidad Nacional a Distancia (UNED)
  •         Universidad de Valencia
  •         Universidad de Murcia
  •         Instituto de Seguridad Privada Cenproex – con Universidad Extremadura
  •         Centro Español de Nuevas Profesiones – con Universidad Camilo José Cela
  •         Avizor Centro Superior de Formación
  •         Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología (Secciones: Córdoba, Sevilla, Granada, Málaga, Cádiz)

A grandes rasgos, el título de Detective privado se obtiene tras realizar tres cursos, que suelen incluir materias tan diversas como derecho, psicología, medicina legal, sociología criminal, tecnología… y una parte práctica, que ayuda a tener un contacto directo con el día a día de la profesión. En algunas universidades, como la de Salamanca o la UNED, los estudios pueden realizarse incluso vía online.

Desde Detectib insistimos en la importancia de realizar estos estudios en los centros reconocidos, ya que en caso contrario no podrás obtener la Tarjeta de Identificación Profesional (TIP), un carnet expedido por la Dirección General de Policía para certificar que una persona está habilitada para desarrollar la profesión de investigador privado: recabar información, obtener pruebas, seguimientos, informes… según cada caso y cada necesidad específica.

Cualidades de un detective privado

Como hemos comentado, no es suficiente con tener unas cualidades específicas para convertirte en investigador privado, pero sí hay una serie de virtudes que suele acompañar al buen profesional en la material (discreción, meticulosidad, paciencia, ética y observación). Así, los detectives destacan por cuestiones como su saber hacer ante casos delicados,  por sacar punta a aquello invisible para la mayoría, por trabajar con pautas ordenadas que le garantizan los resultados y por operar siempre dentro de la más estricta legalidad. Porque no hay que olvidar que no todo está permitido en el mundo de la investigación privada y que, por ejemplo, no se pueden realizar investigaciones sobre delitos perseguibles de oficio ni utilizar medios que atenten contra el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen o al secreto de comunicaciones.

Donde estudiar detective privado

Los retos de la criminología en el siglo XXI

Este año la cita era el 28 y 29 de noviembre y el titulo del Seminario lo decía todo: “Criminología Global: Los grandes retos en criminología y sus respuestas en el siglo XXI”.

Hasta allá que me voy bien abrigadito, que uno ya tiene experiencia después de unos cuantos años de asistir a estos seminarios por estas fechas en la capital del Pisuerga, pero con ganas de saludar a tantos amigos y amigas que se esfuerzan cada día en reivindicar la importancia de la criminología en la sociedad. Amigos y amigas que además este año celebraban el décimo aniversario de la SECCIF; un valor añadido a la visita anual.

Tras la presentación del seminario a cargo del presidente de la Audiencia Provincial de Valladolid, D. Feliciano Trebolle, abrió el turno de ponencias José Ignacio Antón Prieto, sociólogo del departamento de Criminología de la USAL que habló sobre la “Criminología reflexiva. Haciendo ciencia en la sociedad del riesgo”. Prometo que me pase una hora cogiendo ideas, apuntes, citas,….. Nacho es un gran comunicador y expone de forma muy clara y directa lo que quiere decir. Un verdadero placer escucharle.

Después de tomar un café y digerir las enseñanzas de la primera ponencia, D. Antonio González, médico forense y director del Instituto de Medicina Legal de Zamora nos dio un auténtico repaso por la escena del crimen con profusión de fotografías y con curiosidades varias, elegidas en los muchos años que lleva de profesión.

La mañana terminó con la presentación de la primera Facultad de Criminología de España: la Universidad Isabel I de Castilla, a cargo de su decano y vicepresidente de la SECCIF, el doctorAitor Curiel.

Si en algo no nos equivocaremos en Valladolid es en elegir sitio para comer. Difícil es que te equivoques, pero si encima vas con amigos residentes en esta bella ciudad, el éxito está asegurado. Controlamos las copas del buen vino de la tierra que nos sirvieron porque la tarde prometía y no había que perderse ni un minuto de ponencias.

Empezó el turno vespertino Thomas Neer, criminólogo y agente del FBI ya retirado hablándonos de “Los crímenes por convicción”  y a continuación una buena amiga de la SECCIF y habitual en seminarios y congresos, Eugenia Cunha, de la Universidad de Coimbra (Portugal), diserto sobre su especialidad: la Antropología Forense. Algún día, Eugenia debería de tener toda la mañana o la tarde para ella como desagravio a las prisas que le meten los organizadores para que cuente en el menor tiempo posible todo lo que sabe.

Con esa limitación de tiempo que se da en casi todos los congresos, Stephen Porter de la Universidad canadiense de Columbia Británica nos contó cómo se puede detectar la mentira a través del lenguaje no verbal. Con casos reales, hizo una interesante disertación que despertó el interés de los asistentes propiciando muchas preguntas al final de la ponencia.

Como a estos chicos y chicas de la SECCIF no se les escapa nada, nos reservaron un final de día espectacular con un paseo nocturno por la ciudad de Valladolid para ver sus edificios mas emblemáticos con una iluminación especial. Si alguno de los lectores quiere conocer más de esta impresionante ruta tiene más información en www.valladolidriosdeluz.es.

La mañana del viernes 29 comenzó con una mesa formada por tres personajes que nos deleitaron con sus ponencias; Javier Jordán, profesor de Ciencia política y de  la administración de la Universidad de Granada que habló del Terrorismo como fenómeno sociológico demostrando su gran sabiduría sobre el tema, la iraquí Bahira Abdulatif, de la Universidad Autónoma de Madrid con una interesantísima charla sobre La Cultura Islamista centrándose en aspectos fundamentales para entender el antes y el después de la guerra de Irak y con una encendida y documentada crítica hacia el sistema occidental capitalista que ha desvirtuado la imagen de los países árabes y por último, Francisco Javier Oterino inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía que disertó sobre el Terrorismo Nacional e Internacional destacando diferentes aspectos muy interesantes de este fenómeno tan desgraciado.

Sin tiempo siquiera para tomar un café, Victoriano Panizo inspector de Policía, Jefe del Grupo de Investigaciones tecnológicas de Castilla y León nos conto cómo funciona la criminalidad en Internet y un poco después la criminóloga y buena amiga Janire Rámila nos expuso las líneas principales de un completo estudio que esta realizando sobre los criminales en serie en España. Por cierto que Janire se quejó de las dificultades que está teniendo en Catalunya para poder entrevistar a presos, que interesan para el estudio, en esa Comunidad, así que si alguien le puede echar una mano a Janire para romper esas barreras que lo diga que será bienvenido/a.

Después de degustar una exquisita comida en compañía de los buenos amigos y amigas de la SECCIF volvimos al trabajo para disfrutar de la tarde oyendo a Javier Nistal jurista de Instituciones Penitenciarias con la ponencia “Pasado, presente y futuro del sistema penitenciario y el tratamiento del delincuente” que acaparó la atención de todos los presentes, sobre todo ahora que está de actualidad todo lo relacionado con la doctrina Parot; le siguió Humberto Guatibonza de la Policía Nacional de Colombia con una más que interesante charla sobre los secuestros en su país, algunos de los cuales han tenido como víctimas a ciudadanos españoles. Y para cerrar un seminario de tan alta categoría nadie mejor que el fiscal Antimafia de Italia, Pier Luigi María dell’Osso que disertó sobre lo que tanto sabe “La repercusión criminal del fenómeno mafioso”.

Al final, saludos y abrazos, como siempre, deseándonos lo mejor para nosotros y para la Criminología en general, expresando nuestros deseos de volver a vernos en más ocasiones y sobre todo dando ánimos a los organizadores de la SECCIF para que sigan contribuyendo de esta manera tan entusiasta a dar a conocer los avances criminológicos en España y en el mundo. Valladolid nos espera el próximo seminario y yo pienso estar ahí para, además de aprender muchísimo, pasarlo realmente bien entre amigos con los que compartimos una vocación inexorable.

Juan Carlos Delgado .- Director de detectib. Criminólogos y Detectives Privados