Los delitos informáticos más famosos de la Historia

Los delitos informáticos más famosos de la Historia pusieron en su día sobre la mesa los primeros mimbres para construir los mecanismos de defensa que hoy en día tenemos en nuestra sociedad de la información contra los también llamados “delincuentes de guante blanco”: los hackers. Hoy haremos un repaso de los 5 más destacados y aprovecharemos para ahondar en una realidad que ha dejado de ser una alarma de cara al futuro para convertirse en una de las grandes problemáticas de la actualidad. Aunque suelen ser las grandes empresas y gobiernos sus principales objetivos, cada vez se ven más ataques cibernéticos contra pymes y también contra usuarios particulares que ven comprometido no sólo su pequeño capital sino, a menudo, su propia intimidad y su reputación.

A la cifra de delitos informáticos se la conoce frecuentemente como la “cifra negra”, una nomenclatura que responde directamente a la carencia de estadísticas y datos oficiales fiables sobre este tema. Todo lo que envuelve a los crímenes informáticos suele ir rodeado de un halo de misterio que han servido de auténtica inspiración para series de ciencia ficción como Mr. Robot. El problema de ese oscurantismo es que supone un gran obstáculo a la hora de poder llevar a cabo una investigación fructífera y preventiva. Para realizar la observación, análisis y diseñar estrategias de protección ante los delitos informáticos es necesario apostar por esta labor de investigación y hacer un esfuerzo en la recopilación de datos oficiales reales.

Delitos informáticos más famosos de la Historia

El objetivo de la totalidad de los países del planeta es combatir este cibercrimen, no sólo porque su forma cambiante a grandes velocidades los expone diariamente sino porque es un arma que unos podrían usar contra otros. Y, de hecho, no hay pruebas de que no sea ya así: el espionaje en la era digital tiene muchas conexiones con los hackers y la mayoría de las grandes potencias actualmente cuentan con sus propios escuadrones de espías digitales. Algunos de ellos han llegado a esa plantilla de hackers gubernamentales dando golpes a la propia seguridad del sistema que luego les ha contratado.

Investigar delitos informáticos en España

Tanto en nuestro país como en la UE y resto de países queda mucho por hacer en el terreno de la investigación de delitos informáticos con fines preventivos. Detectar posibles brechas y filtraciones antes de que lleguen a realizarlas, bloquear ataques antes de que se desarrollen, analizar los perfiles de los sospechosos y sus ramificaciones grupales… Muchas son las tareas a ejecutar pero todo es mucho más complicado de lo que puede parecer a simple vista.

Investigar cualquier tipo de delito es, ya de por sí, algo de alta complejidad, pero cuando se trata de un delito que se comete en la esfera virtual, en un entramado de conexiones que se transforman y perfeccionan a gran velocidad, lo complejo se vuelve titánico. La democratización del acceso a redes de Internet no ha ayudado, sino que ha colocado en el punto de mira a prácticamente cualquiera. ¿Cuántas veces te ha sorprendido ver que alguien que se cruzaba contigo cada mañana en el metro está envuelto en una trama de ciberdelincuentes? La masificación de los delitos informáticos va a la par de la globalización y la facilidad de acceder a tecnología punta desde prácticamente cualquier país del llamado Primer Mundo.

La formación continua y una dedicación casi exclusiva a investigar este tipo de delitos, profundizando en el conocimiento de sus modus operandi y adelantándose a sus descubrimientos es vital para un detective informático o cualquier profesional que se dedique actualmente a la seguridad informática, tanto empresarial como institucional o para particulares. En nuestra agencia de detectives contamos con este perfil de investigadores informáticos que cuentan con larga experiencia en este ámbito, habiendo participado en investigaciones cibernéticas de alto nivel en todo el país. Su tarea exige que sean uno de los departamentos que menos pisan el terreno, trabajan en silencio, constantemente detrás de una pantalla, pero sus resultados son de una eficacia innegable.

Para acceder a nuestros servicios de detective informático en España, basta con una breve explicación de necesidades y le enviaremos un plan de trabajo detallado, con plazos y precios ajustados. Consultas vía email (info@detectib.com) o bien a través del teléfono gratuito 900 600 200, identificando desde el primer momento si los servicios que se precisan son para el ámbito empresarial o gubernamental o bien para seguridad y privacidad particular.

Detectives privados precios y contacto

 

¿Qué hace un detective informático?

La informática y las nuevas tecnologías se han convertido en una parte esencial de nuestras vidas. Nos comunicamos por email, interactuamos en las redes sociales, compramos por Internet, trabajamos con tecnología… Podría decirse que una gran parte de nuestra vida personal y profesional está relacionada de algún modo con la tecnología. Y aunque se ha convertido en un avance en muchos aspectos también ha derivado en una vía a través de las cuales las empresas pueden ser vulnerables.

detective informático

Problemas de privacidad, robo de información confidencial, competencia desleal o el espionaje industrial, entre otras muchas, son prácticas que desgraciadamente están a la orden del día. Ello ha dado lugar a que los detectives privados profesionales se hayan tenido que adaptar a los avances tecnológicos para ser capaces de investigar los delitos informáticos mediante la utilización de las herramientas tecnológicas más innovadoras.

En Detectib, contamos con un departamento de detectives informáticos en Mallorca especializado en sistemas de seguridad informática y el control de accesos a redes de ordenadores. Nuestro equipo dispone de las mejores herramientas tecnológicas capaces de dar respuesta a las necesidades de los clientes.

Como agencia de detectives privados en Mallorca contamos con una larga experiencia en el campo de la investigación de los delitos informáticos. A lo largo de los años, nuestro equipo de detectives ha ido mejorando y consolidando sus técnicas de investigación informática, la cual se desarrolla básicamente en torno a tres áreas: la seguridad informática, la informática forense y la auditoría informática.

La seguridad informática se refiere a las acciones que se realizan principalmente con carácter preventivo para evitar posibles delitos, vulneraciones o intromisiones indeseadas. Para tal fin, el departamento de delitos informáticos de Detectib trabaja en la creación de barreras que impiden la filtración de información sensible de las empresas por parte tanto de empleados como de personas ajenas a las mismas, así como la incorporación de técnicas que garantizan la seguridad de la información corporativa.

Por otro lado, la informática forense es un área de la investigación que se ha desarrollado mucho en los últimos años como consecuencia del aumento de los delitos informáticos. El análisis forense digital se centra en el rastreo de dispositivos tecnológicos para buscar evidencias de los posibles atentados contra empresas o particulares.

Para ello, se llevan a cabo análisis de discos duros, dispositivos móviles y todo tipo de soportes informáticos. Nuestro equipo hace uso de las últimas tecnologías para recuperar datos borrados, detectar intrusiones no autorizadas, etc…

Por otra parte, en Detectib, también se llevan a cabo trabajos de auditoría de seguridad informática en los que se hace un análisis de la seguridad del sistema informático para detectar los puntos débiles y hacer una radiografía del estado real de la empresa en este sentido.

De este modo, nuestro equipo de investigadores privados en Mallorca actúa desde distintas vías para solucionar los problemas de privacidad de empresas y particulares tanto de manera preventiva como con posterioridad a los posibles ataques.

Además, es importante recalcar que nuestras investigaciones se hacen con las máximas garantías de calidad y siempre ajustándonos a la legalidad. Es por ello que las pruebas que obtenemos fruto de nuestras investigaciones después pueden ser utilizadas en procesos judiciales como hechos probatorios.