Los timos online más frecuentes para hacerse con tus datos personales

timos online más frecuentesNadie duda de los beneficios que Internet ha traído a nuestra sociedad, pero tampoco de la importancia de protegerse frente a su uso fraudulento. En los últimos tiempos, los timos online no han dejado de crecer en número y en tipología, hasta tal punto que prácticamente todos conocemos a alguien que ha caído en sus redes (en el peor de los casos, nosotros mismos). El engaño, el robo de información online y la estafa al usuario centran todos estos tipos de fraudes. Conocer los diferentes modos es el primer paso para intentar esquivarlos. Nuestro equipo de detectives privados recopila algunos de los timos más frecuentes en la red para que estés atento y puedas plantar cara a los ciberdelincuentes.

Falsas ofertas de trabajo

La búsqueda de trabajo en Internet es hoy en día una constante, como también lo es la visibilidad de nuestro perfil profesional en la red aunque estemos en activo. Nuestro CV circula por diferentes portales, dejando al descubierto información aparentemente inofensiva. Los estafadores saben localizar datos claves para hacernos llegar directamente ofertas de empleo muy tentadoras. Eso sí, antes de darnos el supuesto trabajo nos exigen un dinero para gastos administrativos, la realización de un curso de formación o el envío de la documentación necesaria para darnos de alta.

Desconfía de las ofertas de trabajo demasiado buenas para ser verdad y de aquellas que, por ejemplo, exigen enviar un SMS o llamar a un número de tarificación adicional.

Phishing o la suplantación de identidad

Se trata de uno de los métodos más utilizados por los ciberdelincuentes para obtener las contraseñas bancarias y las claves secretas de las tarjetas de crédito. Los estafadores piden directamente estos datos a los usuarios, haciéndose pasar normalmente por su entidad. En sí mismo, esta forma de proceder debería ponernos en alerta. Los bancos nunca nos piden las claves de acceso por correo electrónico y están cansados de alertarnos sobre ello.

Este tipo de timo puede ir aún más allá. En ocasiones, estos delincuentes reclutan por chat o por mail a teletrabajadores que, sin tener la menor idea, se ven envueltos en el blanqueo del dinero obtenido.

Fraude en la compraventa o alquiler

En este caso, los timadores ofrecen el alquiler de un inmueble con muy buenas prestaciones a un precio increíble, a años luz de la situación del mercado inmobiliario en la zona. La oferta esconde en realidad una “casa fantasma” y requiere de un depósito económico que, lógicamente, acaba cayendo en saco roto.

La compraventa de un vehículo de segunda mano es también otro instrumento de engaño muy utilizado. El supuesto vendedor pide una cantidad a cuenta y se compromete a hacernos llegar el vehículo a casa lo antes posible. Desgraciadamente, se quedará en la promesa.

Antes situaciones similares, no sigas adelante si los precios no se ajustan al mercado y, sobre todo, si se pide un dinero por adelantado sin garantía alguna.

Banners publicitarios engañosos

Los anuncios engañosos en páginas de descargas aparecen ante nosotros con una oferta tan interesante que nos lleva a hacer clic casi instintivamente. Al hacerlo, se nos solicita el número de móvil en el que supuestamente recibiremos el pin para activar la descarga. En realidad, sin saberlo, estamos suscribiéndonos a un servicio que a final de mes dará un gran susto a nuestra factura. Estos timos online suelen utilizarse para atrapar a personas con pocos conocimientos de Internet.

Aunque la seguridad 100% es difícil, nuestros detectives informáticos te ofrecen unos consejos para ayudarte a navegar de forma segura y evitar timos online en la manera de lo posible. Entre ellos, tener cuidado con los enlaces o hipervínculos dudosos; descargar las aplicaciones desde sitios oficiales; contar con el sistema operativo actualizado; utilizar contraseñas seguras; desechar aquellos formularios sospechosos; y evitar conectarse a través de una Wifi desconocida.