Ciberestafas 2018: el número de fraudes informáticos aumenta en un 47%

Ciberestafas 2018: el número de fraudes informáticos aumenta en un 47%

fraudes informáticos cifrasLas cifras de fraudes informáticos en España hablan por sí solas. Si las estafas detectadas alcanzaban las 21.000 acciones en 2011, este mismo concepto se cuadriplicaba el año pasado hasta superar las 88.000 denuncias por estafas por Internet o sistemas informáticos, según datos del Ministerio del Interior. De este balance se registra otro dato especialmente significativo, que escenifica el camino de estas actuaciones en los últimos años: solo en 2018 las estafas aumentaron un 47% en comparación con el año anterior, lo que las sitúa como el séptimo delito más común. Constituyen ya el 4% de los 2 millones de infracciones penales que se registraron en nuestro país en 2018.

Con ayuda de nuestro equipo de detectives privados especializados en delitos informáticos, repasamos algunas de las herramientas más utilizadas por los ciberdelincuentes. Conocerlas es el primer paso para evitar que los hackers puedan sorprendernos:

  • Deceptive Phising (conocido también como Phising tradicional o de clonado): es uno de los ciberataques más utilizados. El hacker suplanta a una persona o a una marca para conseguir mediante un correo electrónico información personal o credenciales de acceso. En este caso, el usuario recibe un correo que incluye un enlace web que le reconducirá a un sitio malicioso.
  • Pharming: es una forma de fraude en línea con la que el ciberdelincuente pretende bien infectar mediante un virus o bien extraer información. Para ello, suplanta una página web y la configura de tal forma que puede recopilar los datos que en ella digite el usuario.
  • Keylogging: un tipo de software o hardware registra las pulsaciones sobre el teclado con el fin de grabarlas en un fichero o de enviarlas a través de Internet.
  • Malware: esta fórmula de ataque supone la instalación sin consentimiento de programas informáticos en un ordenador o en un móvil para poder espiar sus acciones y robar datos para emprender acciones fraudulentas. Consulta nuestro post sobre cómo descubrir si tienes un ordenador zombi y cómo prevenir el contagio de malware.

Investigación de delitos informáticos en empresas y particulares

Los investigadores especializados en delitos informáticos surgen como una necesidad frente a la imparable evolución de las nuevas tecnologías y la proliferación de los nuevos tipos de delitos en la red. Para poder hacer frente a este mundo cambiante, Detectib cuenta con una plantilla especializada y ampliamente formada que aborda las diferentes investigaciones de esta área, centrada principalmente en casos de suplantación de identidad (supuestos en los que, por ejemplo, los ciberdelincuentes buscan lucrarse con las cuentas bancarias de una víctima o utilizar sus datos para comprar productos por Internet).

Otros delitos de este tipo que también llegan a nuestra mesa son aquellos relacionados con el espionaje industrial. En estos casos, los delincuentes suelen utilizar las bases de datos de las empresas y sus mails para transferir información sensible a la competencia.

El fraude empresarial, el acoso en Internet y la intrusión en sistemas ajenos destacan entre el resto de modalidades más investigadas por nuestra red de detectives expertos en fraudes informáticos, con delegaciones en toda España.