Cuando contratar al servicio doméstico despierta dudas

Cuando contratar al servicio doméstico despierta dudas

20Es normal que el servicio doméstico despierte dudas. La mayoría de veces trabaja en casa sin nuestra presencia, está más horas allí que nosotros mismos o incluso pasa más tiempo al cuidado de nuestros seres queridos. No importa ni siquiera si tenemos buenas referencias: meter un extraño en casa nunca resulta sencillo. Aunque este personal suele realiza su trabajo de forma excelente, no pocas veces leemos en los periódicos casos de personas sin escrúpulos que se aprovechan de la falta de supervisión. Es muy importante asegurarnos de contar con el perfil adecuado e investigar al cuidador de nuestra casa, de nuestros hijos o de nuestros mayores para evitar sorpresas o poner fin a situaciones verdaderamente desagradables.

Una buena manera de brindarse es recurrir a los servicios de investigación del personal doméstico (canguros, cuidadores, asistentas del hogar…), que ofrecen los detectives privados. El respaldo por parte de estos profesionales permite apartar ese miedo inicial a dejar lo que más queremos en manos de un desconocido; defender con pruebas nuestros derechos (ante robos y hurtos, por ejemplo); y, si se da el caso, poner fin al calvario del que pueden estar siendo víctimas nuestros hijos o mayores (maltrato físico, psicológico…).

En Detectib, con investigadores especializados en vigilar al servicio doméstico, trabajamos distintas áreas relacionadas con estos supuestos:

  • Comprobación del pasado laboral y de las referencias del servicio doméstico
  • Vigilancia de los cuidadores de ancianos y de niños
  • Determinación del abuso de funciones del personal doméstico y otros aspectos como la impuntualidad
  • Casos de robos y hurtos en el hogar por parte de los contratados

Entre las técnicas más utilizadas para destapar este tipo de casos, destacan la utilización de cámaras ocultas y de micrófonos, la monitorización de sistemas informáticos, la vigilancia y la recopilación de pruebas objetivas mediante métodos legales. El uso de estas medidas es clave, entre otras, para grabar in fraganti al personal mientras comete un hurto o para verificar su trato real con los niños o mayores a su cargo.

Detectives para investigar a los cuidadores de ancianos

cuidador ancianos- servicio doméstico- detectivesMuchas veces los familiares descubren indicios que les llevan a desconfiar del cuidador de su familiar. En este caso, se afrontan investigaciones muy delicadas que requieren, además de la profesionalidad detectivesca, de actuaciones rápidas acompañadas de evidencias que despejen las dudas o permitan tomar sin demora cartas en el asunto. A grandes rasgos, las acciones de los detectives privados especializados en investigar a cuidadores de ancianos se centran en aspectos como:

  • Verificación del CV, antecedentes o denuncias, entrevistas a antiguas familias a las que se ha prestado este servicio
  • Desatención o negligencias en el cuidado ofrecido (alimentación, limpieza, vestimenta…)
  • Salidas injustificadas
  • Introducción en la casa de personas sin permiso
  • Maltrato físico (golpes, zarandeos, quemaduras…) y psicológico (amenazas, desprecios, ofensas…)
  • Abuso económico

Detectives para investigar hurtos y conductas extrañas del servicio doméstico

En estos supuestos, los profesionales de la investigación privada actúan para determinar la veracidad de sospechas relacionadas con:

  • Utilización de los datos personales del dueño de la casa con fines lucrativos
  • Falsificación de tickets o facturas
  • Aprovechamiento de la relación en beneficio propio
  • Sisas en las vueltas de la compra
  • Sustracción de objetos del hogar
  • Cumplimiento de la jornada laboral etc

Los detectives privados aportan las pruebas necesarias para confirmar las distintas suposiciones – incluso para denunciar los hechos ante las justicia- o, contrariamente, para proporcionar confianza ante el servicio doméstico contratado.

Investigar al servicio doméstico: cámaras y otras recomendaciones

La contratación del servicio doméstico es siempre una cuestión un tanto delicada ya que, aunque se tengan buenas referencias de la persona en cuestión, no suele resultar fácil tener a un extraño dentro de tu casa.

Ya sea una persona que está a cargo de la limpieza, del mantenimiento de la vivienda o del cuidado de menores o ancianos, existe el riesgo de que estos empleados aprovechen las oportunidades en que no tienen supervisión para realizar hurtos o tratar de manera inadecuada a las personas a su cargo.

Los medios de comunicación se han hecho eco muchas veces de este tipo de situaciones en las que los trabajadores domésticos han abusado de la confianza que se ha depositado en ellos para obtener algún beneficio.

Más preocupante es todavía el caso de aquellos trabajadores que maltratan a las personas que tienen a su cargo y que, normalmente suelen ser más débiles al tratarse de niños, enfermos o ancianos.

Obviamente no siempre es el personal doméstico el responsable de la desaparición de objetos personales en un domicilio, pero cuando esto sucede o se tiene la sensación de que algo raro está pasando es fácil responsabilizar a estos trabajadores en primer término.

En caso de que los empleadores tengan dudas acerca de la fiabilidad de su personal, una de las medidas que pueden realizar es contratar a un detective privado para vigilar al servicio doméstico para que controle como está actuando en su ausencia.

Lo habitual es que el investigador privado instale cámaras ocultas en la vivienda para grabar al personal cuando está realizando su trabajo sin control por parte de los empleadores. De este modo, pueden saber cómo se comporta cuando está a solas, si su trato con los seres allegados es el correcto o, incluso, grabarle in fraganti en caso de que realmente se realice un hurto.