Detectib es finalista de los Premios a las Prácticas Ejemplares en Responsabilidad Social

El Plan de Igualdad de Detectib, basado en el compromiso de la empresa de eliminar las barreras de género en su interior y de adaptarse a las nuevas exigencias sociales, concurre como finalista en los Premios a las Prácticas Ejemplares en Responsabilidad Social Corporativa 2018 convocados por primera vez por el Consell de Mallorca. El certamen busca reconocer aquellos proyectos socialmente responsables, capaces de aportar un tejido competitivo a la empresa y de servir de referente e inspiración a otras entidades

El Plan de Igualdad de Detectib forma parte de las políticas de Responsabilidad Social impulsadas con fuerza desde la dirección de la empresa. Constituida en 2013, la entidad cuenta con un plan estratégico 2018-2021 encaminado a mejorar el servicio de investigación y a conseguir una mejora continuada de su gestión. En su trasfondo se encuentra el Plan de Prevención de Delitos de la Empresa Pública, desarrollado por el CEO de Detectib (Juan Carlos Delgado) y presentado en el congreso de la GIGAPP. En el marco de la investigación de una actuación ética hacia trabajadores, colaboradores, colaboradoras y clientes, Detectib inició la implantación de un Plan de Igualdad desde 2017.

La elección de Detectib como finalista reconoce su sensibilidad hacia una realidad social que demanda la igualdad efectiva en el terreno laboral entre hombres y mujeres. Una política que el despacho de detectives y criminólogos asume desde la creación de su primera Comisión de Igualdad en 2016, la realización de un auto diagnóstico en esta materia y la elaboración de un primer Plan de Igualdad en 2017. De esta manera, la empresa de investigación privada muestra su apuesta por evitar el uso de la diferencia de sexo como base de discriminación, favorecer la igualdad real entre trabajadores y trabajadoras  (tanto directos como colaboradores) y consolidar la perspectiva de género en todo su sistema de gestión.

A grandes rasgos, los pasos marcados en la implementación del Plan de Igualdad de Detectib persiguen establecer un modelo de gestión y de liderazgo centrado en aspectos como el respeto por la igualdad de oportunidades, el impulso de la conciliación familiar y profesional, la prevención del acoso sexual y la no discriminación en la selección y en las condiciones laborales, entre otros. Todo ello implica a su vez acciones planificadas en las diferentes áreas, que incluyen desde la formación en materia de igualdad hasta la elaboración de un código ético, la redacción de una política de recursos humanos, el establecimiento de una política de contratación que contemple el empoderamiento de la mujer etc. El compromiso se extiende con un análisis anual mediante una serie de indicadores definidos del grado de consecución de las acciones y de su impacto tanto en la organización como en los propios trabajadores.

La puesta en marcha de esta visión posibilita además que Detectib sea una empresa más competitiva en su trabajo de investigación privada y en el desarrollo de sus servicios, consiguiendo una mayor satisfacción del cliente gracias a la implantación y el mantenimiento de acciones como un sistema de gestión de la calidad según norma ISO 9001:2015. La integración de los criterios de calidad en la planificación, el desarrollo y la ejecución de todos los procesos de gestión se encaminan precisamente a prevenir, reducir o eliminar aquellos factores que pueden afectar a la calidad de los servicios de  detectives y de criminólogos. Su actividad se centra en 5 grandes áreas de investigación privada a nivel nacional e internacional (investigación económica, investigación de interés empresarial, investigación laboral y pre-laboral e investigación familiar y personal).

Tal y como se pone de manifiesto, Detectib fomenta la participación y la responsabilidad social de su personal con acciones centradas en la motivación y en la implicación de los empleados y en la comunicación entre los distintos integrantes de la empresa, incluidos los colaboradores a nivel nacional e internacional.

La discreción, la honestidad, la formación y el respeto se convierten así en los pilares éticos sobre los que se asienta el sistema de gestión de la Responsabilidad Social Empresarial.