El seguimiento de personas como base del trabajo de los detectives

Los detectives privados realizan infinidad de tipos de trabajos. En este blog hemos comentado algunos de ellos pero hacemos muchos tipos de encargos y cada uno es diferente de los otros. La manera de enfocar las investigaciones obviamente también es distinta en cada caso pero si hay algo que solemos hacer en la mayor parte de las investigaciones es el seguimiento de personas.

Probablemente la gente imagine a los detectives privados siguiendo a sus objetivos escondiéndose tras las esquinas de los edificios con su pertinente gabardina y sombrero. Pero, obviamente, las cosas no siempre son como se crean en el imaginario de las personas.

Los seguimientos de personas, por lo general, suelen ser agotadores. Seguir a alguien para saber qué hace, con quien se relaciona o en qué circunstancias suele llevar horas e incluso días. El objetivo es conocer los pasos del objetivo sin que éste perciba la presencia del detective privado.

Esto supone seguirle allá donde vaya, ya sea con transporte privado, público o taxi. También puede ser necesario acceder a los mismos sitios que él acceda y hacer uso de los servicios que utilice, como restaurantes, hoteles o cualquier otro establecimiento. Pero los seguimientos de personas particulares van mucho más allá y en ocasiones es necesario desplazarse a otras ciudades para seguir la pista del objetivo.

Los investigadores privados profesionales también utilizan aparatos tecnológicos para realizar los seguimientos, como puede ser la tecnología GPS u otras herramientas avanzadas que permiten localizar el paradero de alguien o sus últimos movimientos.

Todo esto hace que el detective privado tenga que dedicar horas, esfuerzo y recursos a este tipo de técnica de investigación, la cual suele ser una de las bases de su trabajo por los buenos resultados que tiene. Un seguimiento de una persona permite obtener mucha información de ella, la cual puede después ser comparada con la que ha aportado al cliente para saber si dice la verdad.

Esta técnica se realiza de manera habitual en muchos tipos casos, desde la investigación de infidelidades a la búsqueda y localización de familiares, ausentismo laboral, deslealtad de empleados, localización de deudores, etc… Por tanto, es una técnica a la que se puede recurrir tanto si se trata de investigaciones personales, laborales o comerciales, entre otras.

Al finalizar el seguimiento siempre se entrega al cliente un informe con toda la información recabada, así como las pruebas que se han obtenido como pueden ser fotografías, vídeos o grabaciones de audio.

Si usted está interesado en solicitar el seguimiento de alguna persona por el motivo que sea puede ponerse en contacto con Detectib donde atenderemos su caso para ofrecerle un plan de actuación adaptado a sus necesidades particulares.