Los detectives privados en las series de televisión

Robos, infidelidades, secuestros, asesinatos… Las series de televisión de detectives privados han proliferado en los últimos años aportando nuevos personajes envueltos en altas dosis de suspense. Siguiendo la estela de investigadores tan carismáticos como el inigualable Sherlock Holmes o la audaz Jessica Fletcher, detectives de series más actuales -como los del reparto de True Detective o de la Agencia de Investigaciones Holísticas- se han incorporado también a la memoria televisiva detectivesca.

Detectives en las series de TV

El papel del detective privado fuera de la pantalla poco tiene que ver con la imagen ficticia que mayoritariamente se nos ha mostrado. En nuestro país, los investigadores privados desempeñan sus servicios tras una completa formación, alejándose sobremanera de esos falsos mitos que envuelven a la figura del detective. Eso sí, la discreción, la meticulosidad y la capacidad de observación siguen siendo características comunes a cualquier investigador que se precie, dentro y fuera de la ficción.

A continuación recogemos algunas de las series de televisión de detectives privados con personajes que han dejado huella:

  • Sherlock (2010): El personaje creado por Conan Doyle sigue siendo el referente entre los referentes del mundo detectivesco. Sus casos han llenado espacios de radio, de cine, de literatura, de televisión… La serie de televisión británica Sherlock, realizada por la BBC y protagonizada por Benedict Cumberbatch, ha supuesto la actualización contemporánea de las aventuras del más famoso de los detectives.
  • Se ha escrito un crimen (1984): ¿Quién no ha visto alguna vez a la escritora Jessica Fletcher resolviendo alguna de sus investigaciones en Cabot Cove? Esta investigadora novata de edad avanzada es otro de los personajes detectivescos más conocidos de la pequeña pantalla.
  • Colombo (1971): El teniente Colombo, siempre con su vieja gabardina y sus puros malolientes, es una de las figuras más longevas del mundo detectivesco. Esta versión “chapucera” de Sherlock Holmes fue encarnada durante 30 años por Peter Falk, quien ganó cuatro premios Emmy por su trabajo en la serie.
  • Inpector Gadget (1983): La serie de dibujos animados sobre un detective despistado con gadgets por todo su cuerpo (gadgetoparaguas, gadgetoprismáticos, gadgetosombreros…) que hizo reír a miles de niños. Si la seguiste seguro que recordarás más de un enfrentamiento con el líder de la organización Malvados Astutos Diabólicos.
  • Dirk Gently: Agencia de Investigaciones Holísticas (2016) Esta serie de televisión de la BBC está basada en la serie de novelas de Douglas Adams. Protagonizada por Samuel Barnett, refleja un thriller lleno de humor encarnado por un excéntrico detective y su ayudante.
  • True Detective (2014): Esta obra estadounidense dramática-policíaca sigue un formato de antología, por lo que cada temporada cuenta con un reparto distinto de detectives principales que se enfrentan a investigaciones intensas. En la primera temporada (la más aclamada) Matthew McConaughey y Woody Harrelson centran sus pesquisas en un asesino en serie en Luisiana.
  • Manhunt: Unabomber (2017): Esta serie basada en hechos reales cuenta la historia de cómo el agente del FBI Jim Fitzgerald capturó al terrorista Ted Kaczynski, alias Unabomber, a través de la lingüística forense. Sam Worthington y Paul Bettany encarnan a los dos protagonistas principales.


 

Una lista larga en la que se mezclan intriga, humor, adrenalina y finales no siempre felices. Una lista a la que sumar otros detectives de la televisión tan recordados como Monk, Hercule Poirot, Thomas Sullivan Magnum, Kojak, etc. y que en estas fechas navideñas pueden resultar un buen entretenimiento contra el frío.